POR FAVOR, LEER ESTO ANTES DE LEER EL BLOG

Este blog está abierto a cualquier comentario, opinión y demás que quieran expresar.
Sin embargo, ni blogspot.com, ni el autor de este blog serán responsables por deserción de carreras, mítines políticos, entre otras cosas más que pudieran desencadenarse por leer estas entradas.
Por su comprensión, gracias.

martes, 27 de noviembre de 2007

La "Salvación Divina".

Bienvenidos de nuevo a este blog, el cual, con esta entrada, también estrena nuevo diseño.
Esta vez, hablaré acerca del "atentado" que sufrió la Catedral Metropolitana de la Ciudad de México el pasado 18 de Noviembre durante el "Primer Informe" de Andrés Manuel López Obrador.
Como lo mencionaba en la entrada "Lo primitivo dentro de la civilización", hordas perredistas irrumpieron violentamente en la Catedral de la Ciudad de México, al momento de que López Obrador daba su 3a. Asamblea.
Al momento de que la Sra. Rosario Ibarra de Piedra daba su discurso, fue que un grupo de perredistas se separaron de la masa que estaba en el Zócalo en supuesta protesta porque la Catedral llamó a misa durante (según ellos) más tiempo de lo normal, supuestamente para entorpecer las actividades pejistas.
Después de que el grupillo perredista invadió Catedral, de inmediato se tomaron cartas en el asunto por parte del Arzobispado Mexicano, el cual denunció los hechos ante la PGJ del DF.
Asimismo, la parte perredista también hizo una denuncia para deslindarse de responsabilidad alguna de esas personas que se metieron a la fuerza en el recinto eclesiástico, y quisieron "todo el peso de la ley".
Después de que las autoridades de la Catedral decidieran cerrar el templo, por fin el sábado 24 de Noviembre, lo reabrieron al público. Sin embargo, el culto ya no sería igual, puesto que la SSPDF se comprometió a instalar 20 cámaras de seguridad dentro del Recinto y 10 más fuera de él. Además, las autoridades de Catedral tuvieron que reforzar la seguridad del Templo, poniendo, además de las cámaras, a ciertas personas a revisar los bultos, maletas, imágenes... y demás que ingresen los fieles al momento de la Misa.
Así, ahora si alguien quiere pasar a la Catedral Metropolitana de la Ciudad de México, sea como visitante o para escuchar la Misa, tendrá que pasar por retenes de seguridad.
¡Hasta qué grado llegamos, carajo! ¡Sólo por unos bárbaros (por no decirle de otro modo) hasta las iglesias deben tener seguridad! O ustedes, amables lectores, ¿qué opinan?

martes, 20 de noviembre de 2007

La Revolución.

De nuevo, bienvenidos a mi blog, amables lectores.
Esta ocasión, les hablaré acerca de la efeméride que celebramos hoy, 20 de Noviembre, la cual, para muchos, ya resulta una estupidez "celebrarla" y para otros, resulta algo insignificante. Me refiero a la Revolución Mexicana.
Comienzo por una pregunta: ¿La Revolución tenía que hacernos justicia a nosotros los contemporáneos a ella? Primero respóndanla personalmente.
Ahora, comienzo haciendo una síntesis de la Revolución.
El General Porfirio Díaz Mori (odiado por muchos y alabado por otros) inició su gestión Presidencial en 1876, cuando contaba con 46 años de edad. Impidió que el Presidente de la Suprema Corte de Justicia, José María Iglesias, llegara a la Presidencia de la República tal y como lo marcaba la Constitución de 1857.
Así pasaron los años, y Don Porfirio también se volvía viejo cada vez más. Le cedió la Presidencia de la República a su compadre, Manuel González, de 1880 a 1884, para luego retomarla de 1884 a 1911.
En 1908, el Presidente Porfirio Díaz tuvo una entrevista con el periodista gringo James Creelman, a quien le aseguraba que para las elecciones de 1910, habría una sucesión presidencial democrática y que aceptaría a cualquier partido de oposición que viniere para sucederle en el poder.
Un joven coahuilense, al saber de la noticia que dio el Presidente Díaz, comenzó a "tomar cartas" para comprobar si el Presidente decía o no la verdad. Era Francisco I. Madero.
Así, pues, se entrevistó con Porfirio Díaz y le planteaba la idea de una sucesión presidencial realmente democrática. Don Porfirio no "lo peló" mucho, pero inició una persecusión contra Madero, pensando, evidentemente, que podría ser un peligro para su presidencia. Lo mandó encarcelar, y, en San Luis Potosí, Madero redactó un Plan donde decía que deberían levantarse en armas lo más pronto posible contra el gobierno de Díaz. El Presidente no cumplió su promesa de no reelegirse y, en 1910, tuvo su última reelección.
La voz de Madero y sus ideales llegaron a Puebla, donde una familia se parapetó en su casa y comenzó a combatir a las tropas Federales. Eran los Serdán. En su casa, Aquiles y otros de sus hermanos, murieron víctimas de las balas de los Federales. Serían los primeros mártires de la Revolución. El 20 de Noviembre de 1910, tras esos acontecimientos, dio inicio la Revolución.
Madero se fugó de la cárcel y comenzó a propagar las ideas de democracia y justicia, anhelos que se habían visto mermados en el régimen de Porfirio Díaz. Así, también se levantaron en armas Francisco Villa en el norte, Emiliano Zapata en el sur, Pascual Orozco en el noreste, entre otros caudillos más.
Los rezagos del régimen porfirista fueron prontamente exterminados, salvo en la capital del país. Así, ante la situación tan grave que podría enfrentar Porfirio Díaz y su Vicepresidente, Ramón Corral, decidieron renunciar el 25 de Mayo de 1911, dejando en la Presidencia Interina a Francisco León de la Barra, quien convocó a elecciones donde resultaron ganadores Francisco I. Madero para Presidente y José María Pino Suárez para Vicepresidente del país.
El régimen maderista fue más bien débil, aunque hubo generales como Felipe Ángeles, quienes le dieron lealtad. Además, el 9 de Febrero de 1913, antes de comenzar la "Decena Trágica" en la Ciudad de México, los Alumnos del H. Colegio Militar le juraron lealtad también. Sin embargo, Madero no pudo quitarse de encima la sombra de Victoriano Huerta ni de Félix Díaz, sobrino de Don Porfirio, quienes, junto con el Embajador de Estados Unidos, Henry Lane Wilson, preparaban ya su derrocamiento. Así, durante la Decena Trágica (9-22 de Febrero de 1913), el 18 de Febrero de 1913, sería martirizado y asesinado en la Ciudadela, el hermano del Presidente Francisco I. Madero, Gustavo A. Madero, por órdenes de Félix Díaz y Victoriano Huerta. El 22 de Febrero de 1913, a espaldas de la Penitenciaría de Lecumberri (hoy Archivo General de la Nación [ubicado en Av. Eduardo Molina, Ciudad de México]), fueron asesinados el Presidente Madero y el Vicepresidente Pino Suárez.
Ante esta situación, Victoriano Huerta usurpó el poder y se impuso como Presidente de México. Venustiano Carranza, Gobernador de Coahuila, se levantó en armas contra el régimen de Huerta, al igual que Álvaro Obregón, y lanzó el Plan de Guadalupe, desconociendo a Huerta como Presidente.
Durante el poco tiempo que estuvo Huerta como Presidente (1913-14), se dio una invasión en Veracruz, la cual, casi gracias al apoyo de Venustiano Carranza, se pudo "eliminar" antes de que terminara el año de 1914.
Durante el régimen huertista, dos figuras legislativas importantes murieron asesinados: Serapio Rendón, Diputado y Belisario Domínguez, Senador que quiso plasmar su ideología contra el régimen autoritario.
Entre 1914 y 1917, Venustiano Carranza fue designado Primer Jefe del Ejército Constitucionalista, y, en 1917, se convirtió en Presidente de México.
El 10 de abril de 1919, Emiliano Zapata fue asesinado. Sería, después de los Madero, los Serdán, Serapio Rendón y Belisario Domínguez, otro de los mártires de la Revolución.
En 1920, Venustiano Carranza fue asesinado en Tlaxcalantongo, Puebla.
Ese mismo año (1920) se dio el cese al fuego y terminó la lucha armada (la Revolución armada).
Sin embargo, los caudillos principales aún continuaron vivos hasta 1945, cuando murió Plutarco Elías Calles (el "Jefe Máximo" de la Revolución).
A 97 años de la Revolución, amables lectores, ¿nos debería hacer "justicia" a nosotros? ¿O creen que la Revolución le hizo justicia a quienes debió habérselas hecho? Esperaré sus comentarios.

Lo primitivo dentro de la civilización.

El pasado domingo 18 de Noviembre de este año, tal y como lo había dicho en entradas anteriores, el ex candidato presidencial por la Alianza Por el Bien de Todos, Andrés Manuel López Obrador, dio su "Primer Informe de Gobierno", que muchos llamaron la "Tercera Asamblea de la Convención Democrática Nacional".
Tal como lo había "vaticinado" en la entrada donde mencioné esto, hubo caos; quizá no como en otras ocasiones que López Obrador ha hecho sus desmanes y que sus hordas lo siguen, pero lo hubo.
Lo primordial (y casi rescatable de su "Tercera Asamblea") fue que, de nuevo, hizo pensar a la muchedumbre ahí presente, sobre el riesgo que corre México teniendo a Felipe Calderón como Presidente del país. ¡Qué curioso! Dice eso, justamente cuando, para muchos analistas financieros, México podría ir despegando como una potencia económica en América Latina.
Así pasaba su "Primer Informe", y López Obrador insistía en la necesidad de no privatizar PEMEX, y casi recordando todas sus promesas de campaña, casi como pretendiendo hacer creer que esas eran presagios de lo que nos pasará durante el sexenio del Presidente Calderón.
Sin embargo, no todo fue calma.
Un grupo de gente (afiliada al PRD), irrumpió en la Catedral Metropolitana al momento de que llamaban a misa.
La gente que ingresó por la fuerza a la Catedral, inició haciendo desórdenes, y, evidentemente, interrumpiendo las actividades que ahí realizaban los feligreses.
Ante esta situación, la Arquidiócesis Primada de México, decidió cerrar, por tiempo indefinido, el Recinto.
Hay que recordar que no es la primera vez que sucede esto en mítines políticos donde se presenta Andrés Manuel López Obrador, en la Ciudad de México. La Catedral ha visto mermada sus actividades en dos ocasiones (una anterior y esta).
En reacción, el Jefe de Gobierno del DF, Marcelo Ebrard, se molestó por la acción que tomaron las Autoridades de la Catedral, porque, dijo, "eso sólo lo puede hacer la Secretaría de Gobernación: cerrar templos".
De nuevo, una vez más se vio la falta de moral, ética y la irracionalidad con la que reaccionan los grupos bandálicos, que, casi siempre, están asociados al PRD.
Ustedes, amables lectores, ¿qué opinan de estas acciones de las masas y muchedumbre perredista?

sábado, 17 de noviembre de 2007

Vamos a Tabasco... que Tabasco, ¿es un Edén?

De nuevo, les doy la más cordial bienvenida a este blog hecho exclusivamente para gente pensante, tal como lo dice el slogan del blog.
Como ya habrán visto en entradas anteriores, queridos lectores, en este blog trato de todo: política, historia, sociedad.... de todo.
Y en esta ocasión, hablaré de un tema que ha sido la nota durante casi las dos primeras semanas de este mes de noviembre y la última del mes de octubre: la catástrofe de Tabasco y Chiapas.
La situación en estos dos estados es prácticamente crítica, porque 17 de los 17 municipios del Estado de Tabasco, así como algunos municipios del norte del Estado de Chiapas, se vieron afectados por inundaciones.
El debate, sin embargo, se centró en Tabasco, puesto que fue el Estado más afectado por una catástrofe "natural".
La polémica inició cuando el Gobernador del Estado, el Químico Andrés Granier Melo, solicitó apoyo al Gobierno Federal para declarar zona de emergencia a los municipios del Estado que estaban inundados (entre ellos, el municipio de Centro, donde se encuentra la Ciudad de Villahermosa). La respuesta del Gobierno Federal fue que eso le correspondía al Estado de Tabasco.
Al percatarse de la agónica situación de socorro del Estado de Tabasco para con el Gobierno Federal, el Presidente Felipe Calderón se vio obligado a suspender actividades que tenía programadas, para, durante casi 2 semanas, recorrer, junto con su esposa, la Sra. Margarita Zavala Gómez del Campo, las zonas afectadas de Tabasco.
De inmediato, diversas empresas de la iniciativa privada (televisoras, radiodifusoras, universidades, colegios....), así como diversos gobiernos estatales e instituciones públicas, inicaron campañas de recolección de víveres y productos de primera necesidad para ser enviados a Tabasco.
Nuestro querido "niño bonito" Marcelo Ebrard, Jefe de Gobierno del DF, no podía quedarse atrás, y mandó a "ayudar" un ejército de personas de la SSP del DF, el H. Cuerpo de Bomberos del DF, entre otras instituciones más. Sin embargo, al llegar la "ayuda" a Tabasco, el Gobernador Granier denunció que Ebrard sólo había mandado ayuda a municipios perredistas y que la "ayuda" del DF no estaba beneficiando en nada a los que realmente fueron afectados por las inundaciones. Ante esas declaraciones, Ebrard dijo que "se está ayudando a todo Tabasco". Sin embargo, en Tabasco, se detuvo a 14 personas pertenecientes al Gobierno del Distrito Federal por actos ilícitos.
Tabasco, más que Chiapas fue una tragedia que también desembocó en la rapiña de muchos por tratar de obtener cosas lujosas en medio de una tempestad. Tempestad, que, según el Gobierno Federal, se pudo haber prevenido si los gobiernos anteriores a Granier (Manuel Andrade y Roberto Madrazo), hubieran ocupado bien los recursos que les proporcionó la administación de Vicente Fox y de Ernesto Zedillo.
O ustedes, amables lectores, ¿qué opinan?

sábado, 3 de noviembre de 2007

Días de Muertos

Estos últimos días, como todos los años, celebramos fechas importantes para nosotros, como parte de tradiciones que nos vienen de antaño.
En los últimos años, la influencia norteamericana ha sido tal, que ya no sabemos ni qué festejamos ni cuándo lo festejamos. Así, por ejemplo, nos pasa con el día de Navidad. En Estados Unidos y en otros países del mundo, no celebran la Nochebuena, el 24 de Diciembre, y aquí en México, esta fecha es confundida con la Navidad (que realmente es el 25 de Diciembre).
Así como sucede con la Navidad, sucede también con el día de muertos.
Tradicionalmente, desde tiempos medievales, se celebraban, como en casi todas las culturas, ofrendas a los difuntos, mismas que iban acompañadas con algunos ritos que se realizaban para conmemorarlos. Estas tradiciones eran conocidas en Europa, como el día de todos los fieles (All Hallows Day). Con el tiempo, estas 3 palabras se conjugaron en una sola, hasta quedar, finalmente, como Halloween. La fiesta llegó a Estados Unidos, al momento de la colonización inglesa, y se estableció como su fecha, el 31 de Octubre. Con el paso del tiempo, la celebración ha ido cambiando poco a poco. Durante estos tiempos en que cambió, se comenzaron a utilizar disfraces de brujas, momias y demás monstruos que ya habían sido sacados de cuentos de ficción o de las propias películas hollywoodenses. Quienes eran vestidos así, eran los niños, que, al grito de Trick or treat (trato o truco), pedían dulces en las casas de su vecindario. La tradición llegó a nosotros, sólo que aquí, en vez de realizarla el 31 de Octubre, la realizamos el 1° de Noviembre.
Aquí, desde tiempos de los azteca se ofrecía una especie de rito a la muerte. El dios del Inframundo, Mictlantecuhtli, era quien determinaba quién se iba para allá y quién podría llegar hacia los cielos, donde el dios principal era Quetzalcóatl. La tradición del Mictlán (lugar de los muertos) nada tiene que ver con los ritos que hoy se le siguen a la Santa Muerte (como lo publicaría el Periódico Crónica). En efecto, el Mictlán era el lugar a donde irían todas las almas al momento de morir, y también, según la vida que hubieran llevado, pero los ritos no eran a la muerte en sí como hoy en día, sino a que las almas descansaran en paz y que pudieran encontrar su camino correcto para llegar al Mictlán felices y bien. El 1° de Noviembre, para la Iglesia Católica, se instituyó como el Día de los Santos Inocentes (aclaro, no el "día de los inocentes"). A la mexicana, se tradujo a ser el día de los niños muertos. El 2 de Noviembre, el día que se celebra es el de Todos los Santos o Los Fieles Difuntos. También, a la mexicana, se tradujo como el día de los adultos muertos. Es por ello, que aquí en México, es el 1° de Noviembre cuando salen los niños disfrazados de calabazas, calaveras, brujas, Frankenstein, momias, y demás disfraces (algunos muy originales) a pedir "calaverita".
En México, también se acostumbra, durante los días 1 y 2 de Noviembre, realizar ofrendas para los familiares o personas más cercanas que alguna vez estuvieron con nosotros en vida y que ahora ya están en otra mejor vida. Así, se visten las casas de colores con papel picado, flor de cempaxóchitl (no cempazúchil, como se dice), calaveritas de chocolate o azúcar, pan de muerto, agua, veladoras, alcohol, mole... y, por supuesto, la fotografía de la persona a quien se le dedica la ofrenda. Las tradiciones mexicanas del Día de Muertos (que más bien son 2 días de muertos) fueron fusión de tradiciones mexicas con españolas, y se quedaron bien arraigadas aquí. Sin embargo, para muchas personas, el hecho de celebrar a la muerte, o que los niños se diviertan disfrazados de algún monstruo (o personaje de alguna película o cuento de terror), es sinónimo de ritos paganos y satánicos. El Halloween, es cierto, no es tradición mexicana, pero tampoco es una tradición reciente. Tampoco lo es el Día de Muertos. Si procuramos entender bien el origen de las tradiciones (de las 2) y no nos dejamos llevar por tergiversaciones o imposición de comentarios externos, llevaremos a buen término estas dos tradiciones, o ustedes, amables lectores, ¿qué opinan?