POR FAVOR, LEER ESTO ANTES DE LEER EL BLOG

Este blog está abierto a cualquier comentario, opinión y demás que quieran expresar.
Sin embargo, ni blogspot.com, ni el autor de este blog serán responsables por deserción de carreras, mítines políticos, entre otras cosas más que pudieran desencadenarse por leer estas entradas.
Por su comprensión, gracias.

lunes, 28 de junio de 2010

¿El 5° de la dignidad?

Bienvenidos a una nueva entrada, amables lectores, con la que prácticamente doy por finalizado el mes de Junio de 2010 en este blog. Se acercan eventos importantes. En México, por ejemplo, este próximo fin de semana se realizarán elecciones en varios estados, de las cuales ya estaré publicando algo los próximos días (ya los primeros de Julio). Y en cuestión del Mundial Sudáfrica 2010, nos acercamos ya a los Cuartos de Final con muchísimas sorpresas. Justamente de este último tema tratará la entrada de hoy.

Durante este fin de semana se disputaron los primeros juegos de Octavos de Final en la Copa del Mundo de Sudáfrica. Estados Unidos fue sorprendido por Ghana, equipo africano que pasará a la siguiente fase y, en el caso de Uruguay, se esperaba que se impusiera sobre Corea del Sur, un buen rival. Pero los partidos de la polémica se dieron precisamente ayer Domingo 27 de Junio. El primero, disputado entre Inglaterra y Alemania, fue cuestionado por un gol que no fue marcado como tal. El Jabulani (el balón) pegó en el marco del portero alemán pero logró entrar unos centímetros a la red, con lo cual se marcaría gol. No fue así, se le anuló la anotación a los ingleses y con ello, Alemania terminó con un marcador de 4-1 sobre sus rivales.

Pero sin duda, el partido que causó furor y expectación fue el que jugarían las selecciones comandadas por el otrora campeón del Mundo en México '86, Diego Armando Maradona y el reconocido técnico mexicano de la liga española, Javier Aguirre. Justamente era el partido entre los equipos argentino y mexicano. Las opiniones de quién ganaría, apuntaban a que Argentina metería una goliza a México. Y no se equivocaban quienes creyeron eso.

En los primeros minutos del partido, la Selección Mexicana comenzó a dominar el partido. Desafortunadamente, un gol que había salvado Óscar "el conejo" Pérez y que ya no pudo rechazar en el remate fue el que abrió el marcador a favor de los argentinos. Justamente este gol fue el que definió el partido, no porque hayan anotado o no los gauchos, sino porque fue una anotación que estaba en fuera de lugar. Pero el árbitro asistente no lo hizo así y no anuló el punto argentino. Eso hizo que el ánimo del equipo azteca fuera decayendo poco a poco. Después, vendría un error por parte del jugador Ricardo Osorio, en donde le da un pase a un jugador argentino, que estaba justamente enfrente de la portería mexicana. Con ello, el partido quedaba 2-0, a favor de Argentina, en el primer tiempo.

En los albores del segundo tiempo, Argentina remataba el marcador con el último gol que pudieron anotar, debido, en gran parte, a que el equipo mexicano mostraba mayor presión que el argentino. En los últimos minutos del partido, Javier "Chicharito" Hernández anotaba el gol de la selección mexicana. El marcador final, 3-1 favor Argentina.

La cuestión del título de esta entrada es por 2 razones: la primera, porque muchos aficionados mexicanos esperaban el tan ansiado 5° partido de la Selección (sobre todo, aquellos que se embarcaron con la compra de una pantalla de plasma en las tiendas Sam's Club o Viana que hicieron promoción de que si México ganaba este partido [el 5°], no pagarían la pantalla y se les reembolsaría su dinero); la segunda, porque la Selección lleva 5 mundiales esperando el dichoso 5° Partido.

Para que México realmente pudiese aspirar a pasar a los Cuartos de Final, hay que analizar las bases del futbol mexicano no sólo a nivel profesional, sino también en el orden político. La FEMEXFUT no se maneja únicamente por dinero de patrocinadores, sino que existen intereses de los directivos por ver la manera de llevar "agua para su molino". Es decir, mientras en ese organismo no existan las condiciones de unificar intereses y dejar de especular sobre los nuevos talentos mexicanos, ningún seleccionado podrá aspirar a llegar a más si es que representa al país en competencias internacionales de la talla del Mundial.

La otra cuestión está en que, aunque México es un país futbolero, la gran mayoría de la población mexicana no es más que simples espectadores de este deporte. Son muy pocos los chicos que realmente logran dar un salto más allá de las cascaritas de la calle que se organizan entre los vecinos de las colonias. Y cuando llegan más alto, no existe el suficiente apoyo por parte de quienes son los dirigentes del futbol en nuestro país.

Es el mismo caso que sucede con los atletas olímpicos. Ellos mismos son quienes tienen que buscar por sus propios medios quién los pueda patrocinar, quién les pueda comprar el uniforme o por lo menos pagarles los viáticos. Si el gobierno dejara de regular el deporte (al igual que dejara de regular los medios de comunicación [incluyendo el cine]), México realmente sería un país próspero. Si por el contrario, el gobierno regulara el deporte, pero también de verdad lo apoyara con algún incentivo económico o con la donación de los uniformes, etc., etc., etc., se vería el cambio radical en las diversas disciplinas deportivas donde participa nuestra nación.

La derrota de México en los mundiales en la segunda fase no es sólo culpa de un Director Técnico o de los jugadores. En parte, la responsabilidad la tienen ellos. Pero ese mismo fracaso lo comparten los directivos del futbol mexicano y hasta los medios de comunicación. Si los jugadores dejaran de sentirse estrellas de cine (como lo expuse en la entrada anterior), se concentrarían más en sacar los partidos a como diera lugar. Baste ya del típico "es que Ochoa está guapo" o "es que Carlos Vela es mi novio" que dijeran muchas aficionadas chavillas en este mundial. Baste ya también del "haz sandwich" o "del queso de nuestra Selección". Todas esas cosas están bien para los actores o actrices que viven únicamente de su cara y cuerpo (porque de la mente estaría en veremos). Si realmente se quisiera apoyar al conjunto mexicano, se debería mejor dejar de crear nuevas estrellas de televisión y únicamente reconocerles los triunfos que tengan. Como cuando alguien se gradúa o sale de un ciclo escolar... se debería premiar el término del ciclo pero cuando haya logros, no cuando sólo termine por cuestiones de tiempo. Así deberían hacerle a la Selección.

Ahí les dejo una cuestión para reflexionar que no sólo atañe a la Selección, sino a la idiosincrasia mexicana en general. O ustedes, ¿qué opinan amables lectores? Agradeceré sus comentarios.

miércoles, 16 de junio de 2010

Waka Waka eh eh... Porque esto es África.


Bienvenidos a una entrada más en este blog, amables lectores. En esta entrada, tal como lo había prometido hace unas semanas, comenzaré a hablar del fenómeno de Sudáfrica 2010. Pero no será desde el punto de vista deportivo, sino lo que hay alrededor de un suceso como el Mundial de Futbol: desde acontecimientos sociales, hasta políticos y económicos que se conjugan en una misma justa deportiva. Así pues, comienzo la entrada, por cierto, con nuevo diseño en el blog.

Desde el pasado 11 de Junio hemos visto partidos mediocres (hasta el momento de la publicación de esta entrada, a excepción del marcador 4-0 a favor de Alemania en contra de Australia) y muy poca acción futbolera en este Mundial. Sin embargo, algo que no podemos dejar pasar (por lo menos aquí en México) es la parálisis académica y laboral que se vive cada 4 años cuando juega la Selección Mexicana.

Curiosamente, el partido inaugural de South Africa 2010 fue justamente entre la selección del país anfitrión y la Mexicana. Este juego se transmitió a las 9 de la mañana (hora del centro de México) y causó expectativa desde mucho tiempo antes de que comenzara la Copa Mundial. En estos días, he visto comentarios en algunas de mis redes sociales (sobre todo Facebook) donde algunas personas que conozco son anti-Copa del Mundo, en ocasiones, sin sustento. Doy ejemplo de un maestro que tuve que siente antipatía por el Mundial diciendo que embrutece a las personas, que por qué se compran playeras que ni son mexicanas, etc., etc., etc. También entre mis contactos leí los comentarios de una compañera antigua que sólo decía que no le gustaba el Mundial porque los partidos eran los mismos cada 4 años.

Más allá de la pasión que pueda encender en algunas personas el hecho de que su selección juegue, hay que ver el Mundial desde puntos de vista completamente diferentes. Empecemos por el social: si bien es cierto que ni el Mundial ni los Juegos Olímpicos podrán reunir al mundo completamente ni lo harán cambiar por un lugar de paz y hermandad como pregonan la FIFA o el COI, estas 2 justas deportivas hacen que se exalte un poco del sentimiento nacionalista de cada país. El hecho de que algunas naciones que quizá hagan su debut en las Olimpiadas o en las Copas del Mundo, representa una esperanza y un orgullo para la población del país que está participando. En el caso de los países "estrella" (que siempre ganan medallas o llegan hasta la final en el Mundial), no sólo representa el orgullo y la esperanza, sino la posibilidad de demostrar a los demás que ellos son los mejores debido a su disciplina, a su ímpetu y a su esfuerzo. Pero sobre todo, que son unidos para lograr su objetivo.

No podemos dejar pasar otra cara del Mundial y que es el punto económico. La Copa del Mundo, así como cualquier otro espectáculo, es un negocio. Mi profesor que comento refunfuñaba porque esta justa deportiva "le infla los bolsillos a la FIFA y a todos los patrocinadores, etc., etc., etc". Sólo que se le olvida un pequeño detalle: todos le inflamos los bolsillos a todos, en mayor o menor medida, pero así es la compra-venta. Y el Mundial no se queda exento... es una compra de espacios para poder vender productos [le recordaría a mi maestro que también los papás de mis compañeros y los míos le llenábamos sus bolsillos al pagarle su salario].

Como cualquier otra empresa o proyecto que necesita clientes y patrocinadores, el Mundial hace exactamente lo mismo. Independientemente de si Blatter se embolsa millones, que si Sudáfrica gana dinero (que debería, aunque quizá quede pobre), y otras inverosimilitudes más, el hecho es que la organización de alguna justa deportiva necesita dinero y para eso están los patrocinios.

Caso diferente, y que es polémica entre muchas personas, es que los jugadores aparezcan "a diestra y siniestra" en comerciales que van desde anunciar bebidas hidratantes hasta rastrillos, pan blanco y otros productos más. Como bien apuntaba Gustavo Rentería (un periodista) en algún programa del Canal 34 de TV Mexiquense, que aplaude que los futbolistas ganen dinero, pero jugando al futbol y no sólo en los comerciales. Y concuerdo con él. Los jugadores de futbol deben dedicarse a eso, al partido. Deben ser considerados como "apoyo" para la publicidad de las empresas (porque a fin de cuentas, las personas "creen" más en un jugador o un artista que en el propio Presidente del país). Pero no se vale tampoco que su imagen sea tan explotada al grado de que, como los artistas, valúen su cuerpo sólo porque se creen los nuevos galanes y ya no se dedican al juego. Eso sí es lo que debe ser condenable.

Por último, ¿qué tiene qué ver un Mundial con la política de los países participantes? No es el hecho de que la FIFA tenga buenas relaciones con el país anfitrión de las justas, sino que el futbol puede ser un mecanismo de apoyo al gobierno. Ya pasó un caso así cuando Brasil era un equipo muy preferido (el Brasil de Pelé). El gobierno dictatorial utilizó la imagen de la selección brasileña para poder comenzar nuevos proyectos y adherir simpatizantes. Hay que ver también que el hecho de que una selección entrene, se prepare y llegue a la Copa del Mundo, puede ser el pretexto perfecto de un gobierno para llegarle al pueblo diciéndole que así como sus ídolos se empeñan en salir adelante, el país entero lo puede lograr. En conclusión, el futbol sirve a la política para cohesionar opiniones e ideologías que, de otra manera, no podrían llegar tan fácilmente a los oídos de quienes no simpaticen con el gobierno.

Como verán, amables lectores, el Mundial involucra diferentes cuestiones. En próximas entradas, comentaré acerca del aspecto cultural que puede dejar un evento de estas magnitudes y la aportación que le dan los países anfitriones al mundo, paralela a los conflictos que pudieran haber internamente. Como siempre, agradeceré sus comentarios.

jueves, 10 de junio de 2010

¿El México del "ya se pudo"?

Bienvenidos a una nueva entrada en este blog, amables lectores. En esta ocasión, trataré algo que sucedió en esta semana aquí en México y que reunió a intelectuales y empresarios de los medios de comunicación del país para realizar lo que parece que convertiría a México en el título de un libro de Tomás Moro: una Utopía. Esto fue la Iniciativa México.

Desde casi mediados de Mayo, quizá un poco antes, en la televisión mexicana (canales concesionados [o sea, los que sí pueden comercializar {llamémosle Televisa y TV Azteca}]), se presentaban distintos spots que retrataban la realidad nacional. En ellos, se mostraba al típico político cínico que decía que lo que menos importa es el pueblo, al normal líder sindical que quería joder a sus agremiados, a un chavo que, como la mayoría de los mexicanos aplicaba la ley del "si ellos lo hacen, ¿por qué yo no?" (en el caso del comercial, tirar basura), a la riquilla que le daba hueva caminar unos cuantos metritos de donde deja su coche, etc... Y dentro de esos spots de televisión, se anunciaba una tal "Iniciativa México". Nadie entendía qué era ni pa' donde iría. Les debo mencionar que un servidor pensaba que eso de Iniciativa México se estrenaría justamente este 11 de Junio, a la par del juego inaugural de Sudáfrica 2010, que se disputará entre la Selección Mexicana y el país anfitrión (por cierto, en juego previo [de ensayo] México perdió contra Sudáfrica 2-1).

La sorpresa fue que la semana pasada, los principales espacios noticiosos de Televisa y TV Azteca ya mencionaban que el pasado lunes 7 de Junio se estrenaría la mentada Iniciativa México.

Pues bien, este proyecto lo iniciaron tanto Emilio Azcárraga Jean (Presidente de Grupo Televisa) como Ricardo Salinas Pliego (Presidente de Grupo Salinas y de TV Azteca) y a ellos se agregaron algunos líderes de medios de comunicación (sobre todo radio y prensa) como Rogerio Azcárraga Madero (Presidente de GrupoFórmula y tío de Azcárraga Jean), Olegario Vázquez Aldir (Director General de Grupo Ángeles y CadenaTres), Mario Vázquez Raña (Presidente de Organización Editorial Mexicana y ABC Radio), Karen Sánchez Abbott (Presidenta de la Cámara de la Industria de la Radio y la Televisión), Juan Francisco Ealy Ortiz (Director General de El Universal), entre otras personalidades más como Julieta Fierro (Astrónoma perteneciente al Instituto de Astronomía de la UNAM), el propio Rector de la UNAM José Narro Robles, la Directora General del Instituto Politécnico Nacional Yoloxóchitl Bustamante, el Director de Canal 11, Fernando Sariñana, el escritor Homero Aridjis, y muchos más.

Como si se tratara de un evento donde premiarían a alguien, los iniciadores y promotores del proyecto, así como un selecto grupo de personas, iban exponiendo, uno a uno, sus opiniones con respecto a la Iniciativa México. De hecho, hicieron la convocatoria para que la gente se sumara a la página de internet que ya está disponible y fueran mandando sus propuestas.

Por la noche, se transmitió una entrevista que Joaquín López-Dóriga y Javier Alatorre le realizaron a Emilio Azcárraga Jean y a Ricardo Salinas Pliego para que profundizaran más en torno a esta convocatoria que, en teoría, unificará poco a poco a la sociedad mexicana gracias a los proyectos que se manden a través del portal de internet.

Sin embargo, más allá de alentar a la población a ser partícipe de este movimiento, ya sea mediático o ciudadano (como se quiere hacer creer), existimos aún muchos escépticos que creemos que de la noche a la mañana no se corregirán las cosas.

Leía un comentario en el blog de mi amiga Monserrat Castro (a quien pueden seguir si dan click donde dice "Drinkeando") que le decía que la televisión nos educaría y nos diría qué hacer. Como comunicador, yo digo que, si bien la televisión ha marcado estereotipos y patrones, la gente no sigue al pie de la letra lo que los medios informan. La cuestión también está en que la sociedad mexicana jamás acepta un cambio. Duele reconocerlo, quizá, pero somos una población conformista, dormida, muy "valemadre" y que, aunque los medios digan que somos unidos, realmente no lo somos (por lo menos la población del DF no es así).

Lo único que mueve a México es una situación de desastre. Y aún así, la gente espera casi casi cruzada de brazos la ayuda del gobierno en vez de buscar la manera de salvar gente, de conseguir alimento y, si se necesita apoyo gubernamental, presionarlo. En vez de eso, uno prefiere mantenerse indiferente ante alguien que se deba socorrer y no apoyar.

No digo que todos seamos así, pero somos los pocos quienes realmente queremos un cambio. Mientras haya gente que no quiera ver al país progresar, ningún movimiento podrá hacer girar a México hacia ningún lado.

O ustedes, amables lectores, ¿qué opinan? Agradeceré sus comentarios.

lunes, 7 de junio de 2010

¿Experiencia probada?

Bienvenidos a una nueva entrada en este blog, amables lectores, con la que comienzo el mes de Junio de 2010, ya a unos cuantos días de que empiece el Mundial de Sudáfrica. En esta ocasión, les escribo sobre un evento que también está próximo a suscitarse en 15 estados de la República el próximo 4 de Julio: elecciones. Veamos cómo está el panorama y el porqué del título de esta entrada.

Desde el año pasado, cuando fueron las elecciones federales y locales en varios estados del país, se vislumbraba que el PRI ganaría todos los puestos de elección habidos y por haber. Y así fue, a excepción de la gobernación de Sonora, que ganó el PAN "gracias" al incidente de la Guardería ABC (por cierto, ¿hay culpables de esto? Ah, no... se me olvidaba... a los responsables se les premia con Secretarías de Estado y con juicios "en libertad"). Y en este 2010, año en el que se disputan las Gobernaciones de Chihuahua, Quintana Roo, Zacatecas, Oaxaca, Puebla, Tamaulipas, Veracruz, Tlaxcala, Aguascalientes, Durango, Hidalgo y Sinaloa, parece que el panorama no será distinto. Quizá las únicas gobernaciones que estén disputadas serán la de Oaxaca y la de Tlaxcala (la primera gobernada por el PRI y la segunda por el PAN), pero de ahí en fuera, no habrá más sorpresas.

El PAN ha optado por ir en alianza con otros partidos políticos en algunas de estas entidades (sobre todo, con el PRD, Convergencia y PT, sus más acérrimos enemigos en la elección de 2006), cuestión que no ha sido muy bien vista por el Gobierno Federal (expresamente por el Secretario de Gobernación Fernando Gómez-Mont), tanto así que hasta se han inventado perseguidos políticos como "Greg" Sánchez, candidato al gobierno de Quintana Roo por el PRD. Sin embargo, al partido albiazul le costarán muchos puestos políticos el hecho de imponer candidatos que no necesariamente son panistas de cepa o que sean conocidos dentro de los círculos del partido. Por ello es que, aunque las alianzas sonaran bonitas, en la práctica no servirán y no sólo por no poder "pegarle" al PRI, sino por la falta de unidad de los partidos coaligados y por la disputa de intereses entre los principales líderes de éstos.

Y más allá de las elecciones de este año, hay muchos que ya se están preparando para la elección Presidencial de 2012. Un rumor muy sonado entre la gente es que quizá el PRI regrese a Los Pinos y que posiblemente quien llegue a ese puesto será el ahora Gobernador del Estado de México, Enrique Peña Nieto. Otros más prefieren ilusionarse con que quizá llegue Andrés Manuel López Obrador o Marcelo Ebrard, actual Jefe de Gobierno del DF. Lo curioso es que del PAN no ha salido ningún candidato. Y es que los miembros del gabinete calderonista (a excepción de Gómez-Mont) no son conocidos por nadie.

Y en el DF parece que la competencia por la sucesión de Marcelo Ebrard como dirigente de la capital de la República ya inició. Todo parecería indicar que tal vez el más indicado para sustituirlo en 2012 sería José Ángel Ávila, Secretario de Gobierno del DF. Pero la balanza parece irse por otro lado. Y es que a últimas fechas se ha observado la presencia de Mario Delgado, Secretario de Finanzas del Gobierno del Distrito Federal, en varios eventos que ni siquiera son de su competencia. Así que, de ser cierta esta suposición, ninguno de los Jefes Delegacionales que dejen su cargo en ese año podrá soñar siquiera con ocupar la más alta responsabilidad (y fuente de dinerito pa' sus bolsillos) del Distrito Federal. Sin embargo, a diferencia de la elección federal, aquí en el DF sí existen candidatos de otros partidos que podrían hacerle competencia a quien sea lanzado por el PRD. Por el PAN tenemos el caso de Demetrio Sodi, actual Jefe Delegacional en Miguel Hidalgo, Gabriela Cuevas Barrón, ex Jefa Delegacional de la misma demarcación y actual Diputada Federal por el Distrito X del mismo territorio y Mariana Gómez del Campo, ex Presidenta del PAN en el DF y actual Diputada Local en la Asamblea Legislativa. Otro posible candidato por el PAN sería César Nava. Por el PRI está muy bien posicionada la Dirigente Nacional y actual Diputada Federal, Beatriz Paredes Rangel.

Así que, ¿cómo ven el retorno y permanencia del PRI en varios estados de la República y los panoramas que se vislumbran para las elecciones de 2012? Agradeceré sus comentarios