POR FAVOR, LEER ESTO ANTES DE LEER EL BLOG

Este blog está abierto a cualquier comentario, opinión y demás que quieran expresar.
Sin embargo, ni blogspot.com, ni el autor de este blog serán responsables por deserción de carreras, mítines políticos, entre otras cosas más que pudieran desencadenarse por leer estas entradas.
Por su comprensión, gracias.

lunes, 16 de agosto de 2010

Medios por internet vs Medios Tradicionales II

Continuando con las entradas que publicaré por hoy, ahora sigo con la serie que inicié el mes pasado dedicada a los medios tradicionales electrónicos contra los nuevos. La entrada primera de esta serie trató a la radio normal y la radio por internet. Ahora veamos la situación de la Televisión.

En 1896, los hermanos Louis y Auguste Lumière dieron a conocer su nuevo invento: el cinematógrafo. Éste marcó prácticamente las 4 primeras décadas del siglo XX y causó gran impacto en la sociedad debido al asombro que se daba en las personas al visualizar imágenes en movimiento y ya no estáticas como en el invento de Louis Daguerre, la fotografía.

Sin embargo, cerca de los años 30, se comenzaba ya a trabajar en experimentos de transmisión de ondas de televisión y pronto se crearon cadenas televisivas que aún existen hasta nuestros días. Algunas de ellas, la BBC de Londres y la CBS y NBC en Estados Unidos.

Por fin a principios de los 40 se dieron las primeras emisiones de televisión, pero a blanco y negro y aunque no desplazaron del todo al cine, marcaron el inicio de un sistema de "comodidad" a domicilio, puesto que ya no habría que salir de la casa para disfrutar de programas en una pantalla. En 1950, en México se dio inicio a las transmisiones de televisión con el 4° Informe de Gobierno del Presidente Miguel Alemán. La señal se emitió desde el emblemático edificio "El Moro", de la Lotería Nacional, ubicado en el Paseo de la Reforma esquina Avenida Juárez (hoy Avenida de la República). Unos años después, en la misma década de los 50, el Ingeniero Guillermo González Camarena inventaría y patentaría la televisión a color.

A partir de 1950 es que la televisión marcó la vida en México. Sin embargo, el invento que sí terminó por desplazar al cine fue el video, que comenzó a tener auge entre las décadas de 1960 y 1970. Poco a poco, la gente dejó de acudir masivamente al cine y prefirió disfrutar sus películas favoritas desde su hogar.

La televisión aquí en México, tal como le sucedió a la radio, terminaron por ser reguladas por el Gobierno Federal a través de la Ley Federal de Radio y Televisión y de la Dirección de RTC (Radio, Televisión y Cinematografía) dependiente de la Secretaría de Gobernación. Algunos de los postulados que contiene la Ley son demasiado burdos. Por ejemplo, la Ley estipula que en televisión no se puede levantar una copa de vino en un ángulo de 45° y simular que se la están tomando, puesto que eso "incitaría" a alcoholizarse...

Pero toda la censura prácticamente "terminó" cuando se introdujo la internet y ofreció más métodos de divulgación. Sin embargo, los videos subidos a la red han sido blanco constante de censura y eliminación por parte de los portales más importantes como YouTube, el líder en alojamiento de videos. Y es que subir un video a esta página involucra dejar de lado "lenguaje ofensivo", desnudos y pistas musicales. Suena tan "ridículo" el hecho de que una disquera joda de manera flagrante a un pobre usuario sólo porque pusieron un fragmento de una canción de la cual la disquera posee los derechos (aún cuando los usuarios no suben sus videos con fines lucrativos).

Algunos apuestan a que el futuro de la televisión será la web, sin duda alguna. Pero hay otros escépticos que piensan que no será así, que la televisión analógica, tal como la conocemos actualmente, aún prevalecerá un tiempo más. ¿Ustedes qué opinan amables lectores? Agradeceré sus comentarios.

¿Hijos del demonio?

Bienvenidos a una nueva entrada, amables lectores. En esta ocasión, trataré 2 temas: el primero, que responde a esta entrada, será dedicado a un tema polémico que hoy culminó con el rechazo generalizado de la Iglesia Católica: la adopción de niños por parte de parejas homosexuales. La otra entrada será la continuación de la serie dedicada a los medios de comunicación, ahora tocará el turno a la Televisión tradicional contra el internet. Pero empecemos con la primera:

Hace unos meses, publiqué aquí que la Asamblea Legislativa del DF había aprobado una ley donde se garantizaban los matrimonios entre personas del mismo sexo. Desde ese entonces hasta hace 3 semanas aproximadamente, hubo una controversia en la Suprema Corte de Justicia de la Nación por saber si la ALDF y el Gobierno del DF podían "autorizar" las uniones de este tipo. El fallo de la Corte fue que sí los aceptaba. Pero faltaba otra cosa más: ahora, el siguiente paso era saber si estas parejas podían o no adoptar hijos sin que afectara este hecho, la vida de los adoptados.

Los magistrados de la Suprema Corte tardaron 2 semanas para dar su fallo. Finalmente, hoy lunes 16 de Agosto, se pronunciaron a favor de que las parejas homosexuales puedan adoptar hijos sin ningún problema. Pero ahí no acabó la cosa. Inmediatamente, el Obispo de Guadalajara, Juan Sandoval Íñiguez, acusó a los magistrados de "maiceros" y que detrás de tan "aberrante" decisión [como la catalogaran en la Catedral Metropolitana de la Ciudad de México], estaba inmiscuido el Jefe de Gobierno del DF, Marcelo Ebrard. Además, el Cardenal mencionado se dirigió de una forma muy despectiva y discriminante al grupo homosexual, lo que rápidamente ganó el repudio de muchos sectores de la sociedad y del propio Ebrard, quien dijo que el Cardenal "debería someterse al Estado laico le guste o no".

La Iglesia Católica tiene la creencia ferviente de que los actos que realizan las personas "diferentes" a lo que "marca" la religión -según ellos- o que son contrarias a Dios -también según su ideología- son cuestiones que no deberían existir. Lo curioso es que las ideas tan decimonónicas o más atrasadas -por no decir primitivas- que tiene la Iglesia Católica permean en muy buena parte de la población mexicana, misma que es aún machista y muy "religiosa" (a conveniencia, claro).

Yo soy de la idea de que cada quien es libre de profesar la religión que quiera, la ideología política que elijan y que pueden relacionarse con personas de cualquier tipo. Soy católico, pero la verdad se me hacen aberraciones muchas de las declaraciones que dan los sacerdotes y que, como lo expuse en el párrafo anterior, desgraciadamente influyen sobremanera en la forma de pensar de muy buena parte de la población. O ustedes, amables lectores, ¿qué opinan? Agradeceré sus comentarios.