POR FAVOR, LEER ESTO ANTES DE LEER EL BLOG

Este blog está abierto a cualquier comentario, opinión y demás que quieran expresar.
Sin embargo, ni blogspot.com, ni el autor de este blog serán responsables por deserción de carreras, mítines políticos, entre otras cosas más que pudieran desencadenarse por leer estas entradas.
Por su comprensión, gracias.

sábado, 7 de mayo de 2011

México, la tierra de los "pequeños monsters".

Ahora voy con la entrada que les prometí referente a los tres conciertos que ofreció la cantante Lady Gaga en nuestro país.

Desde el año pasado, una de las sorpresas en conciertos que se esperaban en este país era justamente el de Lady Gaga.

Y es que la intérprete de Poker Face, Alejandro, Telephone y Bad Romance, ha sido un fenómeno mundial del cual México no podía quedar al margen.

La venta de boletos comenzó en la primera semana de Septiembre de 2010 para los tarjetahabientes de Banamex, quienes prácticamente acapararon las localidades al grado que, al poco tiempo que salió la venta al público en general (casi un día después de la preventa para los clientes de dicho banco), las entradas ya estaban agotadas. Quizá el equipo de Gaga o los propios de México que serían los encargados de traerla, dándose cuenta del éxito obtenido en taquilla, decidieron abrir una fecha más -la original fue el 5 de Mayo de 2011-, el 6 de Mayo.

Los boletos para la siguiente fecha que se abrió, volvieron a agotarse casi de inmediato. Todavía entre Diciembre de 2010 y Enero de 2011 se podían comprar algunas entradas. Para Febrero, ya era prácticamente imposible.

Por fin esta semana pasada llegó el gran evento. Guadalajara, capital del estado de Jalisco, fue la primera de dos ciudades que abarcaba la gira "The Monster Ball Tour" y que recibió a la cantante neoyorkina. En twitter, se llegaba a especular que, debido a la torrencial lluvia que azotó de pronto aquella ciudad, se suspendería definitivamente el concierto, que ya llevaba cerca de 20 minutos de haber comenzado con Lady Gaga en el escenario. Pero no fue así. Stefani Germanotta (nombre verdadero de la cantante) capitalizó el agua pluvial y la volvió parte de su show y continuó con el mismo hasta casi pasada la media noche, según lo que comentaron los asistentes al Estado 3 de Marzo, sede del evento y donde se dieron cita 30,000 espectadores.

El cierre de la gira, que incluyó varias ciudades estadounidenses y canadienses, se daría en el Foro Sol de la Ciudad de México, recinto con un aforo de aproximadamente 55,000 personas.
Unos meses atrás de los conciertos que ofrecería la cantante en ambas ciudades mexicanas, la reventa a través de la red estaba prácticamente a tope, aunque los precios no distaban mucho de los oficiales, como ha sucedido en otros eventos sean o no tan arrasadores como el de Gaga.

A las 7:15 de la noche del 5 de Mayo de 2011, los pocos asistentes que estaban ya en el Foro Sol esperando presenciar la actuación de la nueva reina del pop, fueron testigos de otra chica que se limitó a actuar como DJ -Lady Starlight, colaboradora, desde sus inicios, de Lady Gaga-. En punto de las 8:10 de la noche, entraban los teloneros, el grupo Semi Precious Weapons, con qui
enes la propia Gaga había cantado alguna ocasión en un festival musical. Fue hasta las 9:30 de la noche cuando la intérprete de "Born This Way" hizo su aparición.

Durante su concierto, dividido en 4 "musicales" y con distintas escenografías que iban desde un fondo con letreros neón hasta un bosque con el "Monster Ball", la cantante lució diferentes cambios de ropa y agradeció el apoyo mostrado por los mexicanos asistentes. "Es la primera vez que toco ante un público tan grande", diría la diva, quien también agradeció las muestras de cariño que le arrojaban los fans. Con los acordes de "Cielito Lindo", cantada por todos los presentes, Gaga se emocionó y en respuesta cantó el tema "You and I".

Los temas que hicieron vibrar al Foro Sol, así como la impactante escenografía y juego de luces que montó para dichas canciones fueron Alejandro, Poker Face, Bad Romance, Teeth, Telephone, y sus temas más recientes Born This Way y Judas, mismo que apenas había sido lanzado 2 semanas atrás. Fue en Guadalajara y aquí en los conciertos del Distrito Federal donde estrenó, de manera internacional, su próximo sencillo "Americano", dedicado, según sus palabras, a los migrantes de México y en contra de las disposiciones discriminatorias de Arizona y del gobierno estadounidense, y donde canta en español. Se despidió de dicho evento con la canción "Judas", sencillo que está sonando en la radio y que compone su material "Born This Way", que saldrá a la venta el próximo 23 de Mayo aquí en México.

El 6 de Mayo ofreció una conferencia de prensa en el hotel donde se hospedó en la Ciudad de México y se mostró agradecida con el público mexicano que la acogió y la sorprendió en los conciertos que había dado previos a dicho encuentro con los medios. De ahí partió de nuevo al Foro Sol, donde dio su último show para darle punto final a la gira internacional.

A diferencia de otras cantantes extranjeras que tocaron tierra mexicana cuando aún estaban en la cúspide, como Britney Spears o Christina Aguilera, Lady Gaga se ganó el cariño no sólo de sus seguidores, sino de aquellos que, rehusándose a ir a su concierto, boleto en mano se encaminaron a él y quedaron sorprendidos por la cantidad tan exorbitante de producción que derrochó en el evento. Y es que a comparación de las divas antes mencionadas, la "Mother Monster" se mostró en todo momento muy accesible con la prensa (en su conferencia) y con el público asistente, al cual no discriminó como las otras dos, donde una, con trabajos llegó a hacerle espacio a su agenda a México y otra preguntaba cómo era posible que México conociera la televisión por cable.

Lady Gaga es un fenómeno mundial, un muy buen producto que ha logrado cautivar a la nación mexicana. O ustedes, amables lectores, ¿qué opinan? Agradeceré sus comentarios.

Obama contra Osama.

Bienvenidos a una nueva entrada en este blog, amables lectores. Ahora ando de promoción al 2x1 jejeje. Y es que trataré dos asuntos completamente diferentes: por un lado, este "post" tratará acerca de la muerte de Osama Bin Laden, manteniéndome en la línea que sigue mi blog, pero por otro lado, tocaré un tema que no tiene nada qué ver con política ni algo por el estilo, sino con espectáculos y es la serie de conciertos de la cantante Lady Gaga aquí en México.

Iniciemos con Bin Laden y el porqué resulta de importancia esta nota.

Después del 11 de Septiembre de 2001 (o sea, ya casi hace 10 años), cuando fueron los atentados a las Torres Gemelas de la ciudad de Nueva York -sede del World Trade Center de dicha metrópoli estadounidense- y del Pentágono, el gobierno de los Estados Unidos, liderado en ese entonces por George W. Bush (Presidente de 2001 a 2009), inició una cacería incansable por encontrar a los supuestos terroristas culpables de dicho acto. Así fue que se dio a conocer que la organización responsable de ello fue Al-Qaeda, comandada por Osama Bin Laden y que tendría, supuestamente, su base de operaciones en Afganistán.

De inmediato, el gobierno del "Tío Sam" mandó tropas a buscar a Bin Laden en el territorio afgano. De paso, derrocaron al gobierno talibán que imperaba en la nación árabe desde tiempo atrás e "impusieron" un gobierno democrático (muy a su parecer). La operación militar de los Estados Unidos en Afganistán duró aproximadamente 2 años (de 2001 a 2003, cuando en este último año, los gringos invadieron Irak). Paralelamente, continuaba la búsqueda de Bin Laden.

En todo el tiempo que EUA trató de buscar al líder de Al-Qaeda, el mismo Osama Bin Laden enviaba, en algunas cadenas de televisión de Afganistán y Pakistán, mensajes incitando a sus seguidores a no rendirse y dar una ofensiva bastante fuerte al gobierno de Bush hijo.

Los rumores de la muerte del líder árabe se esparcieron ya casi en el ocaso de la guerra en Afganistán y, aunque Bush podría haber celebrado dicho acontecimiento, no pasó así y terminó enfocándose en la ocupación del territorio iraquí.

Cuando Barack Obama, el actual presidente de la Unión Americana asumió el poder, dijo que retiraría las tropas de Irak y mencionó muy poco la búsqueda de Bin Laden o de los terroristas que provocaron el colapso económico y una sicosis y paranoia en toda la población norteamericana hace cerca de diez años. Sin embargo, a la par de la noticia de la Beatificación del Papa Juan Pablo II, el fin de semana pasado, el último de abril y el primero de mayo de 2011, corría también la versión de que, en una operación efectuada en Pakistán, auxiliada por el gobierno de dicho país, el invencible líder árabe había sido asesinado.

La noticia se corrió como pólvora toda la primera semana de mayo, y no fue sino hasta el miércoles de esa misma semana que el gobierno de Obama anunciaba, de manera oficial, el sueño anhelado del gobierno de Bush: la muerte de Bin Laden.

Hasta el momento, aún cuando se han difundido por internet algunas fotografías mostrando el cuerpo inerte del árabe, el gobierno estadounidense ha sido cauteloso de mostrar imágenes del hoy occiso. Lo único cierto, es que Al-Qaeda amenaza con vengar la muerte de su líder, lo que ha provocado, de nuevo, una crisis de seguridad y sicosis entre la población del país más poderoso del mundo.

Sin duda alguna, la muerte de Bin Laden (que algunos escépticos han dicho que no ha muerto) es un evento importante para el gobierno que ahora encabeza Obama. Pero también desatará muchas cuestiones en torno al presidente. Por un lado, este hecho le suma puntos al mandatario para su intención de postularse de nuevo a los comicios de 2012. Pero por el otro, se le restarían si es que comienza una idea generalizada de que podrán haber más ataques terroristas en los próximos meses o años contra la nación americana.

O ustedes, ¿qué opinan, amables lectores? Agradeceré sus comentarios.

lunes, 2 de mayo de 2011

Viajero de la Eternidad: el Beato Juan Pablo II.

Bienvenidos a una nueva entrada en este blog, amables lectores. Les agradezco infinitamente todos los comentarios que me han dejado en las entradas que son de su interés personal. Créanme que a veces no me da tiempo de responderlos todos, pero sí los leo y los tengo en cuenta. Además, me da gusto que ha habido personas que han corregido datos que he puesto, que han debatido sobre los temas que escribo y que aportan más conocimientos de los que un servidor tiene sobre lo que publico aquí en este espacio.

Ahora les escribiré sobre un acontecimiento con el que iniciamos Mayo de 2011 y que sin duda, tiene un alcance mundial no sólo en la religión católica, sino también en cuestión histórica. Me refiero a la beatificación del Papa Juan Pablo II.

Pero, ¿qué hizo este hombre para ser nombrado beato por su sucesor, Benedicto XVI? Karol Wojtyla nació en 1920 en Wadowice, Polonia. De muy pequeño, falleció su madre y, cuando era adolescente, su hermano. A Wojtyla le tocó vivir, prácticamente en carne propia, la Segunda Guerra Mundial y, por obviedad, el régimen nazi, que había ocupado Polonia en Septiembre de 1939. Justamente derivado de ese acontecimiento, es que Karol quedó huérfano de padre, puesto que su progenitor había sido soldado en el ejército polaco y combatió al de Hitler, pereciendo en el intento, en 1941. Fue hasta 1958 cuando lo nombraron obispo auxiliar de la Diócesis de Cracovia y en 1962, por conducto de Paulo VI, llegó a ser Arzobispo de Cracovia. Cinco años después, llegaría a ser Cardenal.

Dieciséis años después, en 1978, participó en el cónclave que elegiría nuevo Papa, después de que Juan Pablo I, sucesor de Paulo VI, había muerto en condiciones muy inusuales, al grado que se sostuvo la hipótesis de su asesinato. En Octubre de ese año, el Cardenal Wojtyla se convirtió en el primer papa polaco. Uno de sus primeros viajes dentro de su pontificado, lo realizó a la República Dominicana, en 1979, desde donde viajó hacia México, primer país de la América Continental que visitaría, y donde recibió un apoyo impresionante a su llegada.

Pero no es el hecho que haya viajado a más de 100 países en su largo mandato al frente de la Iglesia Católica (1978-2005) el que ha pesado para su beatificación. Más aún, el milagro atribuido a la monja francesa Sor Marie Simon Pierre, es sólo una pizca de sal dentro de lo que hay detrás de su elevación a algunos altares. Juan Pablo II fue un hombre importante en el siglo XX, debido a que él fue mediador en diferentes aspectos de la historia universal. Se opuso a los regímenes comunistas (marxismo, socialismo, etc.) y gracias a ello fue que Alemania (más específicamente Berlín) pudo unificarse y la antigua URSS se transformó a un régimen más abierto, de donde salieron también nuevas naciones hacia 1991. En América, intervino en un conflicto entre Chile y Argentina y visitó a la Cuba de Fidel Castro. Medió para que se alcanzara un acuerdo de paz entre los Estados Unidos e Irak. Si bien es cierto que mostró una actitud hasta cierto punto retrógrada en varios temas actuales (aborto, anticoncepción, matrimonio para los eclesiásticos, inclusión de las mujeres en la iglesia Católica), también es de reiterarse el compromiso que tuvo para que dejaran de existir regímenes que en estos días ya serían obsoletos o que resultarían en varias dictaduras alrededor del mundo. Fue promotor de la paz internacional y de la juventud también.

Por ello es que se le beatificó y, como bien me diría hace tiempo un ex compañero de la preparatoria en una de mis redes sociales, su beatificación es más un homenaje que el hecho mismo de saber si tiene o no milagros que lo pudiesen haber llevado a dicho lugar en el culto religioso.

O ustedes, amables lectores, ¿qué opinan? Agradeceré sus comentarios.