POR FAVOR, LEER ESTO ANTES DE LEER EL BLOG

Este blog está abierto a cualquier comentario, opinión y demás que quieran expresar.
Sin embargo, ni blogspot.com, ni el autor de este blog serán responsables por deserción de carreras, mítines políticos, entre otras cosas más que pudieran desencadenarse por leer estas entradas.
Por su comprensión, gracias.

lunes, 4 de julio de 2011

2012, ¿el fin de una era?

Bienvenidos a una nueva entrada en el blog, amables lectores. Ahora les comentaré sobre las elecciones que vienen el próximo año aquí en México, en donde ya se vislumbran las campañas a casi un año de que entremos a dichos comicios.

Este domingo 3 de Julio de 2011, se realizaron elecciones en Coahuila, Nayarit y el Estado de México, entidades donde se eligió Gobernador, Congresos locales y algunos ayuntamientos; y en Hidalgo, donde se renovaron las alcaldías. Las encuestas previas a las elecciones, hacían notar que, por lo menos en Coahuila y el Estado de México, el PRI ganaría. En Nayarit, la historia fue otra, puesto que la candidata del PAN, Martha Elena García, estaba prácticamente empatada -según algunas tendencias- o apenas uno o dos puntos abajo o arriba -según otros números- del postulado por el PRI, Roberto Sandoval.

Desde principios de 2011, se preveía que tanto el PAN como el PRD podrían ir en alianza para estas elecciones, tal como lo hicieran en Puebla, Oaxaca y Sinaloa, entidades donde lograron arrebatarle las gobernaciones al PRI en 2010. Los panistas ofrecieron en todo momento la posibilidad de ir en conjunto con el PRD en la elección clave de este año: la del Estado de México. Sin embargo, se vislumbraba que el candidato del sol azteca sería Alejandro Encinas, seguidor de Andrés Manuel López Obrador, quien desde un inicio dio a conocer su negativa de ir en alianza con el PAN para los comicios electorales. La coalición también vio su fracaso en Nayarit, donde, aunque el partido albiazul y el amarillo habían ya acordado ir aliados, al final, cada uno fue por su cuenta.

Con ello transcurrió el tiempo y el PAN tuvo que elegir un candidato en el Estado de México y una candidata en Nayarit. En Coahuila, feudo de la familia Moreira, era prácticamente imposible ganarle a la maquinaria colorada, donde se postularía por el PRI nada más y nada menos que el hermano de Humberto Moreira, actual dirigente de ese partido a nivel nacional y ex Gobernador de la entidad. Su nombre: Rubén Moreira Valdés. En los otros estados, el PAN se la jugó con Luis Felipe Bravo Mena, otrora embajador de México ante el Vaticano y Secretario Particular del Presidente Felipe Calderón, para la candidatura en el Estado de México; y en Nayarit, con una ex perredista, Martha Elena García, quien fuese la esposa del ex Gobernador Antonio Echevarría Domínguez, antecesor de Ney González Sánchez, y candidato por una coalición en 1999.

Por parte del PRI, en el Estado de México, contrario a lo que se pensaba, se postuló al todavía alcalde de Ecatepec, Eruviel Ávila Villegas -quien debía terminar su mandato en 2012-, en vez de que fuera Alfredo del Mazo Maza (primo del Gobernador Enrique Peña Nieto) el candidato a la gobernación.

Sabiendo ya los candidatos a elegirse, el PRI fue el favorito en casi todas las encuestas. Pero el resultado del domingo fue avasallador. En la entidad mexiquense, donde Ávila llegaba a la elección casi 22 puntos arriba de Alejandro Encinas, arrasó con todos los distritos electorales del Estado y superó por más de 40 puntos a su adversario amarillo. De Bravo Mena, ni sus luces. En Coahuila, Rubén Moreira ganó con más de 35 puntos a Guillermo Anaya, el contendiente por el PAN. Y en Nayarit, aunque el PREP (Programa de Resultados Preliminares) se "cayó" durante el conteo de votos y casualmente se cerró con apenas un avance del 92 % de casillas computadas y no el total como en las otras entidades, se le dio ventaja al candidato del PRI, Roberto Sandoval por apenas unos 7 puntos porcentuales arriba de la abanderada panista. De haberse concretado la alianza PAN-PRD en Nayarit, quizá hubiese habido otra nueva transición en el estado.

A partir de estas elecciones comenzó con más fuerza la competencia por la Presidencia de la República el próximo 2012. Y es que aquí fue donde se empezaron a definir los vencedores y perdedores, los que ahorita tendrían posibilidades de triunfo y los que no. Por un lado, tenemos a Andrés Manuel López Obrador, acérrimo enemigo de las alianzas PAN-PRD, a quien justamente le atribuyen el fracaso de Alejandro Encinas en el Estado de México y de Guadalupe Acosta en Nayarit. Ello podría significar que, aunque conserva seguidores en algunas partes del país, le empiece a allanar el camino a Marcelo Ebrard para que éste último quede como candidato del PRD rumbo a Los Pinos, aunque el actual Jefe de Gobierno del Distrito Federal tiene como primera tarea, antes de su candidatura presidencial, dejar y posicionar a su delfín que lo sucediera en la Ciudad de México.

En otro lugar de los perdedores tenemos a Gustavo Madero, líder del PAN a nivel nacional y que, aunque perdió las tres elecciones del domingo, no fue "despedido" de su partido, sino al contrario, cerraron filas en torno suyo. Después de este golpe electoral, Madero tendrá que buscar las opciones más viables para la Presidencia y para el gobierno de Michoacán, que elige al próximo mandatario a fines de este 2011. De ser terco y querer aplicar la misma mecánica que Germán Martínez Cázares (presidente del PAN en 2009) de poner candidatos "al dedazo", es probable que Acción Nacional termine perdiendo lo poco que aún conserva.

Y en el otro extremo, en los ganadores, tenemos a dos personajes importantes: el Gobernador Enrique Peña Nieto y al líder priísta nacional Humberto Moreira Valdés, quienes lograron los triunfos en las tres entidades y prácticamente se le aseguró aún más la candidatura al primero por la Presidencia de la República.

Así las cosas, a un año de las elecciones presidenciales, los triunfos y derrotas que se vayan sumando a los tres partidos políticos más importantes a nivel nacional durante este 2011 y las acciones de los diferentes personajes de los mismos, serán factores fundamentales para los comicios electorales del próximo año. ¿O ustedes, amables lectores, qué opinan? Agradeceré sus comentarios.

domingo, 3 de julio de 2011

¿México suena?

Bienvenidos a una nueva entrada en este blog, amables lectores. Ya tenía un ratito que no me pasaba por aquí para escribirles y hoy es una buena ocasión, sobre todo, porque han pasado en televisión el concierto que ofrecieran Alondra de la Parra, Natalia Lafourcade, Denise Gutiérrez (Lo Blondo) y Ely Guerra en el Auditorio Nacional el pasado 25 de Mayo, titulado "Travieso Carmesí". Justamente ello será el punto de partida para la entrada que les publico ahora.

Durante todo mayo (por lo menos después del concierto de Lady Gaga y hasta finales del mes), Televisa y OCESA (la operadora de [casi] todos los centros de espectáculo habidos y por haber en México) iniciaron una campaña de impulso artístico llamada "México Suena". Fueron aproximadamente 3 semanas las que estuvieron realizando conciertos televisados a través de diferentes canales de la empresa propiedad de Emilio Azcárraga Jean. El promotor y ahora director de Televisa Música, fue Antonio Velasco, hijo del controversial conductor de televisión Raúl Velasco, quien falleciera en 2006 y que monopolizó el mundo musical a merced de su programa Siempre en Domingo.

La intención de "México Suena" fue rescatar y proyectar a algunos de los exponentes nacionales de la música en todos los géneros. La idea fue bien aceptada. Sin embargo, no sucedió ni ha sucedido lo mismo con los conciertos en vivo. Y la razón fue sencilla.

Mayo de 2011 fue el mes de los conciertos masivos en la Ciudad de México y en otros puntos de la República, pero no para los artistas nacionales, sino para los extranjeros. Y sobra señalar la talla de personalidades que pisaron varios escenarios mexicanos durante esos 31 días (Lady Gaga, U2, Kylie Minogue, Chayanne, Ricky Martin). Y a esa lista, habría que agregarle la visita -desafortunada- de Miley Cyrus y la ansiada espera de Katy Perry, quien llegará de nuevo a tierra azteca el próximo mes de Septiembre.

Paralelamente a esos conciertos, y de forma un poco más discreta quizá, se presentaban también los OV7 con su gira de reencuentro, Pandora, Mijares, Camila, y Alondra de la Parra con el concierto Travieso Carmesí, entre otros artistas más. La entrada a dichos eventos dejaba mucho qué desear, porque para algunos, por lo menos uno o dos días antes de la fecha de realización, aún existía una amplia disponibilidad de boletos en los foros, lo que sin lugar a dudas dejaba al descubierto que algo está pasando en la industria musical mexicana.

Si analizamos la cantidad de conciertos de artistas nacionales conocidos que se han realizado en este primer semestre de 2011, podemos darnos cuenta que han sido varios, pero en lugares dispersos de la República. No es lo mismo llenar un palenque o ir como artista invitado a un evento cultural o feria de algún estado que abarrotar el Auditorio Nacional, el Foro Sol o alguno de los recintos ya establecidos en el Distrito Federal o en las otras entidades. Y lo curioso del caso, es que a últimas fechas, muchos de los artistas nacionales han sacado uno o máximo dos sencillos de sus discos y de la nada desaparecen, supuestamente para prepararse y grabar el siguiente material.

Esa facilidad con la que rápidamente son olvidados algunos de los temas de grupos o solistas que ya tienen tiempo en la escena musical es la que provoca el declive de todos ellos. Y a las industrias disqueras parece no importarles. El problema también radica en que hay grupos que sacan un sencillo y al próximo disco, el solista o alguno de sus integrantes ya se separó para formar carrera en solitario, lo que perjudica tanto a la agrupación original como al nuevo artista, ya que es difícil que por separado logren consolidar una carrera o que obtengan un éxito fuerte como cuando estaban juntos.

Mientras en México continuemos plagados de covers (que es lo que se ha puesto de moda entre los artistas) y las disqueras no sean capaces de mantener a sus artistas, será lógico que prefiramos la música extranjera o que haya algunos más que busquen alternativas en la música independiente, la cual ha ganado terreno poco a poco gracias, en parte, a la utilización de redes sociales donde se puede distribuir su obra de manera gratuita, y también gracias a que en muchas ocasiones, los artistas independientes ofrecen conciertos en lugares un tanto concurridos (parques, cafeterías, pequeños teatros, etc.), lo que hace que los vaya conociendo más gente.

Por otro lado, el hecho de que se prefiera a la música extranjera sobre la mexicana actual, quizá demuestra hartazgo de quienes no encuentran una variante de los estilos musicales de los artistas que están "de moda" en diversos géneros. O ustedes, amables lectores, ¿qué opinan? Agradeceré sus comentarios.