POR FAVOR, LEER ESTO ANTES DE LEER EL BLOG

Este blog está abierto a cualquier comentario, opinión y demás que quieran expresar.
Sin embargo, ni blogspot.com, ni el autor de este blog serán responsables por deserción de carreras, mítines políticos, entre otras cosas más que pudieran desencadenarse por leer estas entradas.
Por su comprensión, gracias.

miércoles, 27 de junio de 2012

Porvenir mexicano

Bienvenidos a una nueva entrada en este blog, amables lectores.

Llegamos a la ronda final, al "último jalón" pues, de las campañas electorales, en donde se elegirán Gobernadores, diputados locales y Ayuntamientos en algunas entidades, así como Jefaturas Delegacionales, Asambleístas y Jefe de Gobierno en el Distrito Federal, y  Diputaciones Federales y Senadurías en toda la República. Pero la elección que roba la atención es la presidencial, donde se define qué sucederá con el país durante los próximos seis años.

Este año, más que otros, todos los candidatos a suceder a Felipe Calderón en la Silla Presidencial han tenido oportunidades invaluables para exponer sus ideas. Dos debates oficiales, más uno realizado por el Movimiento #YoSoy132, al cual no asistió Enrique Peña Nieto, el recorrido por todo el país con sus propuestas, seguimiento sin precedentes en radio, televisión, prensa escrita y redes sociales, participación en diversos programas, entre otras cosas más, han sido las constantes desde el 30 de Marzo pasado, cuando iniciaron las actividades proselitistas de los postulados por los diferentes partidos políticos.

Hoy ya estamos a menos de 4 días de que se realicen los comicios electorales, donde participará más de un millón de ciudadanos comunes y corrientes como funcionarios de casilla y casi 38 millones de mexicanos que sufragarán, algunos de ellos por vez primera.

Los votantes se enfrentan a varios dilemas: "que si no voto por uno porque representa más de lo mismo", "que el otro está enfermo de poder", "que nos convertiríamos en una pequeña Venezuela", "que seguiríamos con más muertos que ha dejado el régimen de Calderón", "que no votes por el otro porque le estarías dando poder al Sindicato de Maestros y a su dirigente". Las opiniones son diversas, el voto es único: de uno mismo. Nosotros debemos ser conscientes de saber elegir por quién debemos sufragar según nuestras convicciones, intereses, principios e ideas.

Por lo menos, a tres de los cuatro candidatos, la mayoría de las personas los conocemos bien. Dos han gobernado las entidades quizá más importantes del país (el Estado de México y el Distrito Federal); una ha sido Secretaria de Estado (de Desarrollo Social y de Educación). El otro, aunque resultó una candidatura sacada de la chistera, llegó a convencer a algún grupo (mínimo) de personas con su elocuencia en el primer debate, aunque pudo decepcionar a más con su participación en el segundo. Las cartas están sobre la mesa, de los ciudadanos depende cómo se mueve el juego.

Lo importante, como lo escribí hace tres años, es ir a votar. El voto nulo o la abstención no son la solución para que prospere México. Quizá no haya opciones extraordinarias o excelentes para gobernarnos, pero tampoco podemos ser indiferentes ante la posibilidad de continuar construyendo un nuevo país, que día a día pueda sobresalir.

El rumbo mexicano está en las manos de los millones que podemos votar. El primero de Julio sigue decidiéndose el porvenir de la nación. Como lo dije hace tres años, por quien quieran, hasta por sí mismos, voten, pero no dejen de ejercer esa obligación y derecho ciudadano. Los resultados de esta elección hablarán por sí mismos los próximos seis años.