POR FAVOR, LEER ESTO ANTES DE LEER EL BLOG

Este blog está abierto a cualquier comentario, opinión y demás que quieran expresar.
Sin embargo, ni blogspot.com, ni el autor de este blog serán responsables por deserción de carreras, mítines políticos, entre otras cosas más que pudieran desencadenarse por leer estas entradas.
Por su comprensión, gracias.

martes, 16 de noviembre de 2010

Medios por internet vs Medios Tradicionales III.

Bienvenidos de nuevo a otra entrada más amables lectores. Sé que tenía un poco descuidado el blog por cuestiones ajenas a mí, pero no dejo de darme una pasadita y leer todos sus comentarios y seguir escribiendo para todos ustedes. Ahora les comentaré de nuevo acerca de los medios tradicionales. Prácticamente con esta entrada termino la serie comparativa de estas herramientas digitales contra las que estamos acostumbrados a utilizar. Ya pasamos por la Radio y la Televisión y ahora toca el turno a lo que llamamos "Prensa escrita". Así pues, comencemos...

Desde tiempos primitivos, el hombre siempre ha dejado testimonio gráfico de sus vivencias. Esto lo podemos constatar con las pinturas rupestres que existen en varios lugares del mundo (España, África y América principalmente), donde se recreaban escenas de caza, la organización de las tribus, entre otras cosas más. Posteriormente, la civilización alcanzó a la raza humana y se creó la escritura. A partir de ahí, se originaron diferentes formas de comunicación escrita sobre cualquier superficie. Durante la Edad Media, los libros continuaban siendo una base imprescindible para el conocimiento y poco a poco se fue perfeccionando su acabado.

En el Renacimiento, Johannes Gutenberg inventó un aparato que utilizaba tipos y tinta para poder publicar los libros de una manera más rápida. Este fue el inicio de la imprenta. Pero lo mejor de este nuevo artefacto no sólo fue la impresión de libros, sino prácticamente de cualquier panfleto, boletín, etc., lo que permitió la distribución de ideas ya no sólo a una clase exclusiva, sino al vulgo en general.

La introducción de la imprenta a América casi llegó con la Conquista española. Aquí en el Virreinato de la Nueva España (México) se instaló la primera imprenta de todo el continente Americano gracias a un señor de nombre Juan Pablos. El aparato, aquí en México, permitió también la impresión de libros no sólo en castellano, sino en las diferentes lenguas que se hablaban en este territorio, una ventaja fortísima para los evangelizadores.

A lo largo de varios siglos, en varios países comenzaban ya a circular los primeros periódicos, lo que propició la divulgación de ideas que desembocaron en revueltas.

Sin lugar a dudas, la invención de la imprenta también facilitó la divulgación de las obras literarias de los autores clásicos y de los que irían saliendo con el pasar del tiempo. Ya no habría más libros manuscritos y que tardaran meses o años en publicarse. Ahora sólo sería cuestión de unas semanas, quizá un par de meses en lo que los ejemplares comenzaban a ver la luz.

Pero en la Prensa Escrita, así como en la Radio y la Televisión, no todo es "miel sobre hojuelas". Aquí en México tenemos una Ley de Imprenta obsoleta y que se ha mantenido vigente desde 1917 sin ninguna modificación. La regulación de las publicaciones (periódicos y revistas) obliga a éstas a acatar las disposiciones de la mencionada Ley, donde son objetos de censura.

A raíz de la falta de libertad de expresión, la Internet vino a "salvar" a los escritores y periodistas en general con la creación de varios espacios (blogs o páginas personales) donde publican sus ideas sin censura. Además, la tecnología ha avanzado tan rápido que hoy en día ya es posible ver cómo conviven los chicos leyendo un e-book junto al típico señor que toma café por la mañana y lee su periódico físico.

Hay algunos fatalistas que apuestan a que los libros, revistas y periódicos tal y como los conocemos actualmente desaparecerán. Otros piensan que sólo se transformarán a digitales y otros más opinan que seguirán conviviendo digitales con físicos. La realidad es que "el futuro nos alcanzó" y si bien debemos aprovechas las ventajas de la tecnología, también tenemos que tomar en cuenta los riesgos y desventajas que ésta conlleva consigo. O ustedes, amables lectores, ¿qué opinan? Agradeceré sus comentarios.