POR FAVOR, LEER ESTO ANTES DE LEER EL BLOG

Este blog está abierto a cualquier comentario, opinión y demás que quieran expresar.
Sin embargo, ni blogspot.com, ni el autor de este blog serán responsables por deserción de carreras, mítines políticos, entre otras cosas más que pudieran desencadenarse por leer estas entradas.
Por su comprensión, gracias.

domingo, 24 de febrero de 2008

La Decena Trágica II.

Bienvenidos de nuevo a mi blog.
Continúo ya con la parte final de la entrada de La Decena Trágica, que había escrito ya hacía varios días.
Pues bien, ya les había comentado cómo fue este hecho de la Historia de México que duró hasta el 22 de Febrero de 1913.
Después de que, por órdenes de Victoriano Huerta se martirizara a Gustavo A. Madero, hermano del Presidente Francisco I. Madero, el mismo 19 de Febrero de 1913, se le ordenó al Presidente Madero y al Vicepresidente José María Pino Suárez, que renunciaran a sus respectivos puestos. Así, en la tarde de ese día, durante 45 minutos, quien fuera un Ministro del Presidente Madero, Pedro Lascuráin, tomaría el cargo de Presidente Interino para después ser suplantado por Victoriano Huerta.
El plan de Huerta para con el Presidente Madero era mandarlo al exilio prácticamente. Pero las cosas cambiaron.
Durante casi 3 días, Madero y Pino Suárez, así como miembros de su Gabinete, estuvieron recluidos en Palacio Nacional. Mientras, afuera, en la Ciudadela, Alameda y en el propio Palacio Nacional, continuaban bombardeos de las Fuerzas Federales contra los rebeldes que auspiciaban Victoriano Huerta y Félix Díaz, entre otros más.
Finalmente, luego de varios días de encierro, Madero y Pino Suárez fueron sacados de Palacio Nacional e iban a ser trasladados a una estación de ferrocarriles, de donde partiría un tren hacia Veracruz. No fue así. El automóvil que los llevaba, los condujo a espaldas de la Penitenciaría de Lecumberri (hoy Archivo General de la Nación), y ahí, fueron asesinados el 22 de Febrero de 1913.
A 95 años de la muerte del Apóstol de la Democracia, Francisco I. Madero, ustedes, amables lectores, ¿qué opinan de nuestro actual sistema político?

viernes, 15 de febrero de 2008

Sé mi "Valentín".... (14 de Febrero).

Así, con ese tradicional título que se dice el 14 de Febrero de cada año, comienzo una nueva entrada en este blog, amables lectores.
Ojalá se la hayan pasado muy bien el día de San Valentín, mejor conocido por todos como el día del Amor y la Amistad.
Pero, ¿ustedes saben quién fue San Valentín y porqué festejamos el 14 de Febrero un día especial para el amor y la amistad? Bueno, les daré un esbozo de esta historia.
Valentín era un hombre muy sabio, de oración y bastante inteligente. Se cuenta que tenía una hija que era ciega de nacimiento, y que era su motor de vida. A ella le platicaba muchas cosas para que fuera aprendiendo y cultivándose, aún siendo ella ciega. Valentín la quería mucho y siempre estuvo a su lado.
Sin embargo, miembros del ejército romano levantaron cargos en contra de Valentín y lo sentenciaron a muerte. Se dice que antes de que fuera asesinado, la mandó una carta a su hija, terminando con la frase "....De tu Valentín". Unos días después, Valentín sería martirizado en Roma. En 1969, se añadió al Santoral del calendario, aunque desde la Edad Media ya se conocía su sacrificio.
La tradición de que este día (14 de Febrero) sea considerado como el día del Amor y la Amistad, fue quizá heredada de ese cariño tan grande que se tenían Valentín y su hija. No podemos decir que exista sólo un día del amor y de la amistad, puesto que esos 2 valores hay que cultivarlos día a día. Sin embargo, el hecho de que exista un día especial para eso, da la pauta para que reforcemos lo que sentimos por otros seres cercanos a nosotros.
Para algunos, ya no es tradición, sino mercadotecnia pura y clichés. Para otros, es un día especialísimo, y para otros más, es un día normal. Ustedes, amables lectores, ¿cómo pasaron su día del Amor? ¿Qué opinan de él? Agradeceré sus comentarios

lunes, 11 de febrero de 2008

La Decena Trágica

De nuevo les doy la más cordial bienvenida, una vez más, amables lectores, a este blog que intenta ponerles en tela de juicio algunos temas tan "escabrosos" para algunos como la religión y la política y, también, cultivarlos un poquito en la Historia de nuestro país.
Esta entrada refiere a un tema de la Historia de México que ha sido abordado en la secundaria o en primaria o hasta en preparatoria, de manera muy somera: La Decena Trágica.
Quizá alguno de ustedes, amables lectores, sepan qué fue la Decena Trágica.. Pero quienes no, lo sabrán a continuación (en el entendido de que lo que aquí pongo es sólo un esbozo).
Corría ya el año de 1913, Francisco I. Madero ya era el Presidente Constitucional de México, resultado de elecciones democráticas que le abrieron paso para llegar a Palacio Nacional y al Castillo de Chapultepec.
Su Ministro de Guerra más "fiel" era Victoriano Huerta, curiosamente, hombre de mucha confianza del Presidente Madero. Para calmar a los revoltosos revolucionarios, Huerta habría de tenderle mentiras y malas mañas al Presidente Madero con tal de que lo autorizara (a Huerta) para aniquilar a cualquier revolucionario. Así, apaciguó a Emiliano Zapata e intentó hacer lo mismo con Villa. Uno de los Generales más afectos al Presidente Madero fue Felipe Ángeles, quien le mostró lealtad, aún cuando después fuera destituido y asesinado.
Empezaba el mes de febrero de 1913, y en la Embajada de Estados Unidos, que dirigía Henry Lane Wilson, se tramaba ya un plan para derrocar a Madero. Quizá el hermano del Presidente, Gustavo A. Madero, sabía de algo, aunque no estaba muy seguro. De cualquier modo, Gustavo siempre le puso en tela de juicio la fidelidad y credibilidad de Victoriano Huerta, puesto que él sabía que algo se traía entre manos.
El Ejército Mexicano pronto se puso de lado de Victoriano Huerta, y así comenzó a hacerse de municiones y parque. Con el ataque a Palacio Nacional, el 9 de Febrero de 1913, comenzó la Decena Trágica.
Sin embargo, las esperanzas no estaban del todo perdidas para Madero (o al menos así parecía). El 10 de Febrero de ese año, los alumnos del H. Colegio Militar, parapetados en el nuevo Colegio, ubicado en la Calzada México-Tacuba, fueron al Castillo de Chapultepec a rendirle fidelidad y honores al Presidente Madero. Así, aunque la mayor parte del Ejército Mexicano estaba con los golpistas, el Colegio Militar quizá le ofrecía una esperanza a Madero.
Los acontecimientos violentos se recrudecieron entre el 10 y el 21 de Febrero de 1913. Durante esos días, falleció Bernardo Reyes, ex Gobernador porfirista de Nuevo León, reclutado en la Cárcel de Santiago Tlaltelolco (actualmente, inexistente). El sobrino del General Porfirio Díaz, Félix Díaz, se unió a Aureliano Blanquet, Victoriano Huerta, Henry Lane Wilson y Manuel Mondragón, hombres que querían a toda costa derrocar el gobierno maderista.
El 19 de Febrero de 1913, habría una baja importante para la Familia Madero. En el restaurante Gambrinus, una comida ofrecida supuestamente en honor de Gustavo A. Madero, sería el escenario perfecto para un crimen. Pretextando haber olvidado su pistola y pidiéndole la suya a Madero, Victoriano Huerta le apuntó y lo arrestó. De ahí, se lo llevaron a la Plaza de la Ciudadela, en la Ciudad de México, donde fue brutalmente martirizado y asesinado.
En próximas entradas, seguiré con el tema, para terminarlo y decirles porqué la Decena Trágica continuó hasta el 22 de Febrero de 1913.
Agradeceré, mientras, sus comentarios.

martes, 5 de febrero de 2008

Día de la Constitución

De nuevo, les doy la más cordial bienvenida a este blog que casi mes con mes, les tiene nuevas cosas para que se entretengan en una lectura on-line, como bien me lo ha puesto mi buen amigo Joss, de quien les invito leer su blog también simplemente haciendo click donde dice "La experimentación del arte ante todo", en la palabra "El Taller".
Bueno, la entrada de hoy refiere a un día importante para nuestro país: el día de la promulgación de la Constitución que determinó que México fuera una República Federal y no Central ni una Monarquía.
La celebración (que más bien es una conmemoración) del día de la Constitución inició cuando fue promulgada la Constitución Federal de 1857, bajo el mandato del Presidente Benito Juárez García. No fue la primera Constitución. La primera que podríamos considerar como tal, fue promulgada en 1824, cuando ya se constituía México como una República, pero que después, durante los gobiernos de Antonio López de Santa Anna, más bien pareciera una Monarquía llamada República.
En 1857, legisladores liberales promulgaron una Constitución donde se garantizaba ya que México sería una República Federal con la división de Poderes, justamente para hacerle frente al gobierno conservador que perduró hasta 1867 y que fue, en cierto modo, el causal de la Guerra de Reforma de 1859.
La Constitución de 1857 tuvo vigencia hasta 1917, cuando ya no era posible que siguiera existiendo debido a los cambios políticos, económicos y sociales que había ya experimentado el país.
Así, en plena Revolución, fue que Venustiano Carranza, en un afán de mantener al margen a todos los generales revolucionarios, convocó a un Congreso Constituyente el 5 de Febrero de 1917 (exactamente 60 años después de promulgada la Constitución de 1857) para que promulgara una nueva Constitución donde se aglutinaran los ideales de todos aquellos líderes revolucionarios y caudillos que ya habían ofrendado su vida. Así, el 5 de Febrero de 1917, en la Ciudad de Querétaro, Querétaro, se promulgó la nueva Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, gracias a la cual fue proclamado Presidente Constitucional, Venustiano Carranza.
En esos entonces, la Constitución sonaba muy buena idea. Sin embargo, ya han pasado 91 años de su promulgación, ha sido modificada muchísimas veces a conveniencia de los mandatarios y ya no tiene la misma relevancia que tuvo en su tiempo.
A 91 años de la promulgación de la Constitución, amables lectores, ¿qué podríamos recordar? ¿creen ustedes que aún tenga vigencia? Esperaré sus comentarios.

lunes, 4 de febrero de 2008

Día de la Candelaria

De nuevo, bienvenidos a mi blog. Ahora que inicia este segundo mes del 2008, Febrero, tuvimos una celebración que trascendió más allá de lo religioso: el día de la Candelaria.
Pero, ¿porqué la tradición del 6 de enero hasta el 2 de Febrero?
Continúo con una entrada anterior referente a los Reyes Magos. Días después de que el Niño Jesús nació, los Reyes llegaron a Belén a ofrendarle al niño oro, inicienso y mirra, regalos que tenían significados varios como su grandeza, poder, entre otras cosas más. La tradición marca que fue el día de la Epifanía, ahora, para nosotros, 6 de Enero. Sin embargo, la Virgen María y San José debían cumplir con la Ley Judía de presentar al niño al Templo a los 40 días de haber nacido, de ahí que el 2 de Febrero, para nosotros, se festeje este acontecimiento.
La tradición marca que, quien saque el muñequito, que representa al Niño Jesús, tendrá que vestirlo, además de ser su "padrino" y llevarlo a la Iglesia para "presentarlo", además de organizar una fiesta para toda la familia y así presentarlo ante la misma. De ahí que la tradición sea realizar una "tamalada" ese día.
Ahora, sólo en algunos pueblos de México y en algunos barrios de esta Ciudad es donde se continúa con esta tradición fielmente. Sin embargo, la tradición en la Ciudad y en otras más, se expandió con la idea de la tamalada tradicional del día, y ya no tanto con un sentido y/o tinte católico.
Ustedes, amables lectores, ¿cómo festejaron el día de la Candelaria? Agradeceré sus comentarios.