POR FAVOR, LEER ESTO ANTES DE LEER EL BLOG

Este blog está abierto a cualquier comentario, opinión y demás que quieran expresar.
Sin embargo, ni blogspot.com, ni el autor de este blog serán responsables por deserción de carreras, mítines políticos, entre otras cosas más que pudieran desencadenarse por leer estas entradas.
Por su comprensión, gracias.

viernes, 29 de mayo de 2009

El idioma... ¿del futuro?

¿Qué trancita esa bandera? Aí les traigo una entradilla aquí en esta madre que diske le llaman blog o no sé qué...

Jajajaja... no se crean, amables lectores. Así inicio esta entrada, la número 97 del blog debido a que voy a abarcar un tema que es controversial en las nuevas generaciones y que confronta a quienes supimos reglas gramaticales y ortográficas al pie de la letra y a quienes de plano esas reglas se las pasan "por el arco del triunfo". Me refiero a los vicios del lenguaje y a la escasa comunicación con palabras que actualmente se tiene.

Las reglas de nuestro idioma, el español, vienen desde que se iniciaron las lenguas romances. Nuestra lengua madre, el latín, nos "surtió" con varias palabras que actualmente usamos tal cual se pronunciaban o se escribían o que sólo han cambiado su pronunciación o su modo de escribirse. Tenemos el caso de palabras como "pater" (que quedó casi igual en el inglés "father" y en el español cambió a "padre"), magistra (que en el español es "maestra", aunque lo relacionado con este oficio se dice "magisterial"), entre otras más.

Incluso, a la Real Academia de la Lengua Española le ha costado trabajo incluir algunas palabras que no son de uso común en España pero que sí se utilizan en Latinoamérica. También en el diccionario que produce esta Academia, se incluyen ya vocablos que utilizan diversos países de habla hispana.

Pero el problema ahora se llama tecnología. Éste justamente es el gran enemigo de la lengua.

Si de tiempo atrás ya veíamos cómo las personas escribían con faltas de ortografía, hoy en día eso ya no es sólo lo que se lee, sino hasta abreviaciones o "salto" de letras dentro de las palabras.

Así, hoy nos podemos encontrar cosas como "pka mdre" o "sta xido" o "ke". Todo ello responde a que al momento de mandar mensajes de texto de celular hay que ser breves y no se puede extender mucho.

Otros vicios de escritura son el: "íjole", el "sobretodo" o el "nadamás" o los más comunes "atravez" (y además, escrito con "z") y "osea", entre otras palabras que se tratan de juntar o que simplemente tienen falta de ortografía. Por cierto, las palabras y expresiones correctas de las anteriores son "híjole" (sí, híjole va con "h"), "sobre todo", "nada más", "a través (con "s")" y "o sea" (no osea ni ósea, ésta última palabra refiere a los huesos).

Si no saben como se escribe una palabra, aquí hay una reglita sencilla: por ahí se dice que únicamente "escriban la palabra como la vean más bonita". Si por ejemplo se les hace que "navo" así con "v" se ve feo, escríbanlo con "b", verán que esa es la palabra correcta. Pero además, las reglas básicas de la ortografía también hay que seguirlas. Una que no se debe olvidar, por ejemplo, es que cuando escriban "b" o "p", siempre deberá ir antes una "m" y que si escriben "v" antes deberá ir una "n" (obvio, en algunas palabras, no en todas).

Es desilusionante ver que las nuevas generaciones tienden a la mímica o a otro tipo de expresiones para darse a entender. Así, además de las que mencioné anteriormente, tenemos símbolo como "O_o" o "xoxo" o "lol" o "xD" o "ñ_ñ" o "u_u", entre otros más que para los chamaquitos (y no tan chamaquitos) significan sentimientos o expresiones, pero que no pasan de ser meras combinaciones de letras y signos.

La otra cuestión está también en que muchos profesionistas (incluyendo muchos colegas míos Licenciados en Ciencias de la Comunicación o Periodismo) escriben con faltotototas de ortografía garrafales. O incluso, hay algunos (como cierta colega que tuve en la carrera) que aún utilizan el "haiga" en sus discursos ante un auditorio "culto" y de profesionistas. El problema no es la carrera que se haya estudiado, sino qué demonios fue lo que se estudió y si realmente se comprendió. Eso es lo preocupante.

Mientras sigamos teniendo tecnócratas (y me refiero a gente adicta a la tecnología) y no lectores, la pobreza del lenguaje en la expresión oral y escrita será cada día mayor. Hoy en día es increíble escuchar a chicos y chicas que te pueden decir "No mames wei (el güey no se escribe así: "wei" ni "wey") o sea está cabrón". ¿O sea...?¿Qué nos quiso decir quien haya dicho eso? Además, hay que contar... la frase está llena de groserías y ninguna otra palabra. La otra cuestión también está al momento de "conectarse" en el internet, cuando nos podemos encontrar "guiños" o conversaciones con otras personas que utilizan los signos que puse anteriormente o palabras así: "ke onda", "ey", ".... heee?", "ya m voi", "xke?", "q?", "ps...", entre otras... (las correctas serían "qué onda", "hey [con h]", ".... ¿¿eeehh?? (sí, las "h" van después de las "e")", "ya me voy", "¿porqué o por qué?", "¿qué?", "pues...". Desgraciadamente, así es como están creciendo las nuevas generaciones y si no se les induce un poco la lectura (por lo menos revistas o libros que ellos elijan), las conversaciones sólo se reducirán a 3 palabras y a nada de entendimiento. O ustedes, amables lectores, ¿qué opinan?

miércoles, 20 de mayo de 2009

Atrap@dos en la Red.

Bienvenidos a la entrada número 96 de este blog desde Septiembre de 2007, amables lectores. En esta ocasión, les hablaré acerca de las campañas electorales de este 2009 aquí en México y cómo es que se están preparando los candidatos y candidatas para los puestos a que aspiran en vísperas del 5 de Julio.

Debido a la contingencia sanitaria por el brote de influenza humana, la Secretaría de Salud y el Instituto Federal Electoral determinaron que no hubiera mítines ni campañas políticas masivas durante el tiempo que estaba la medida de protección contra el brote de la influenza. Sin embargo, una vez terminada la "cuarentena" (aunque más bien fue quincena), los postes de luz y de teléfono volvieron a ser tapizados con toda la basura electoral a la que estamos acostumbrados desde todas las elecciones que se han realizado anteriormente.

Pero, paralela a la campaña que pudiera empezarse por las calles, radio y televisión, existe una intensísima campaña en internet. Todos los candidatos de los partidos principales (PAN, PRI y PRD) han puesto blogs, páginas personales y ¡hasta reality shows! en la red promocionando su imagen y sus "propuestas" (que ni siquiera tienen ahora). Así, las campañas dejan de ser exclusivas para la gente común y corriente que sólo puede verlas en las calles. Teniendo presencia en sitios como hi5, Facebook, YouTube y otros más, se pueden atraer no sólo a personas adultas, sino también a los jóvenes que apenas votarán por vez primera este próximo 5 de Julio de 2009.

Sin embargo, tampoco todo es "miel sobre hojuelas", debido a que ya empezaron las censuras por parte del IFE a la campaña por internet.
Si bien se sabe que el PAN ahora no está proponiendo nada y únicamente se ha dedicado a atacar al PRI (por lo menos su presidente nacional), también es cierto que Internet no puede ser regulado así nomás, puesto que es un medio de comunicación democrático (si así se quiere ver) y donde todo mundo tiene participación. La primera acción que realizó el IFE fue vetar (y hacer que YouTube lo quitara) un video donde el PAN ataca al Gobernador de Veracruz, Fidel Herrera Beltrán. El IFE intenta censurar cualquier cosa de "ataque" entre partidos justificando que no es bueno que haya campañas con "guerra sucia".

La cuestión está en que sabiendo que cualquier partido va a hacer hasta lo imposible porque su candidato o candidata gane, es lógico que existan campañas así. Como bien se dice entre la población: "en la guerra y en el amor todo se vale", y en el Internet no debería haber censores, si no... ¿cuál libertad de expresión y cuál democracia sería la que propagaría el IFE?

Así están las campañas hasta el momento. Veremos qué es lo que está sucediendo semana tras semana y día tras día hasta el próximo 5 de Julio, cuando ya se definan todos los puestos a elegirse. Ustedes, amables lectores, ¿qué opinan?

miércoles, 6 de mayo de 2009

Registrarse o morir.

Hola de nuevo, amables lectores.
Como ven, este día anduve de 3x1 en la creación de entradas para este blog. Esta última entrada es como una cerecita en el pastel debido a la genialísima idea de la Secretaría de Gobernación: el registro de los usuarios de telefonía celular.

En México y en el mundo ya es muy raro ver a una persona sin celular. Más o menos a partir de los últimos 4 o 5 años, esos aparatitos empezaron a proliferar en todos los sectores de la población, cosa que cuando empezaron a ser comercializados no se pensaría (igual que sucedió con las computadoras).

Ahora, se tiene el dato que hay cerca de 80 millones de teléfonos celulares en el país. Pero la cosa está en que esos artefactos se utilizan también con fines delictivos. Por ello fue que el Gobierno Federal a través de la Secretaría de Gobernación lanzó el RENAUT (REgistro NAcional de Usuarios de Telefonía Móvil), con lo que se pretende regularizar los celulares.

La idea no suena del todo mal si es que fuera empleada bien. Pero como sabemos que en México los políticos hacen las cosas con las patas (por no decir que las hacen con las nal....), es una idea que está mal planteada.

Esto funciona así: el usuario que sea dueño de una línea telefónica de celular tendrá que mandar un mensaje de texto con la palabra "alta", seguido de un punto y su CURP o nombre en su defecto para darse de alta en el sistema. Hasta ahí está bonito todo. La cosa está en esta situación: si por algún motivo nos llegasen a robar el celular o lo llegásemos a perder, ¿cómo podríamos darlo de baja? La SEGOB en su página de internet lo plantea de color de rosa: al igual que como te diste de alta, te puedes dar de baja. Sí, muy padre, pero si sucede cualquiera de las cosas anteriores, ¿cómo le hacemos para darnos de baja si la única alternativa que nos ofrecen para salir del sistema es un mensaje de texto?

Por otro lado, si intentan frenar a la delincuencia y a los extorsionadores telefónicos con esto, señores políticos déjenme decirles que no sé si viven en Disneylandia o en el País de las Maravillas porque es una vil tontería. Un delincuente no tiene la necesidad de registrar su celular. Si le llegasen a cortar la línea, tan fácil es como adquirir otro chip y cambiarlo y seguir haciendo sus fechorías. No les preocuparía el hecho de que les cancelen o no el número. El problema aquí de nuevo es para los ciudadanos comunes y corrientes o para los chavitos que tengan celular. Si llegan a robar un celular registrado, entonces el jodido resulta ser el ciudadano normal, porque desde el número robado se pueden realizar delitos y entonces como la SEGOB ya tendría el número y los datos de quien es propietario de esa línea, irían a detenerlo. Y como es costumbre en este país, se fregó el tipo que ni la debía ni la temía y el delincuente, seguirá tan campante como siempre.

Es lógica la incertidumbre y el rechazo que pudiera haber por parte de la población a esta medida. No es el hecho del "si nada debes, nada temes" como llegué a leer en alguna parte. Si la policía, el Ejército, la justicia mexicana y la SEGOB fueran instituciones realmente confiables, los ciudadanos no temeríamos absolutamente nada. Pero como en este país no funciona nada si no es mediante la corrupción, entonces, "que Dios nos agarre confesados". Y quien piense que la gente aún confía en la policía.... se lo dejo a su criterio. O ustedes, ¿qué piensan de esta medida amables lectores?

La limosna del GDF y del Gobierno Federal.

Bienvenidos a otra entrada más en este blog, amables lectores.

Como bien sabemos, la crisis por la que pasó el país durante casi 2 semanas por el brote de la influenza humana, dejó secuelas de las que no será fácil reponerse. Una de ellas es justamente el desplome económico que sufrieron algunas empresas o pequeños negocios que se vieron en la obligación de cerrar no porque pudieran ser foco de infección, sino por disposición oficial.

La semana pasada, en medio del cerco sanitario que la Secretaría de Salud implementó en todo el país, se determinó que los restaurantes cerraran también (ya había escrito algo acerca de esto en la entrada llamada "¿Pandemia o epidemia disfrazada?"). Esto provocó, quizá no el despido de todos los empleados (meseros y garroteros, principalmente), pero sí una importante baja en sus ingresos. Los meseros y garroteros de los restaurantes no viven únicamente del sueldo que podrían tener estando en la nómina de la empresa... viven de las propinas que les dejan los comensales y de los bonos que se les dan como gratificación de su buena labor durante un cierto período de tiempo.

Así pues, a sabiendas de la situación, el Gobierno del Distrito Federal tuvo la genial idea de darles $ 50 por día que no laboraran a cada mesero que inscribiera su empresa en este programa. No sería mala idea si es que los meseros ganaran menos que eso. Pero la realidad es otra. Un mesero no gana $ 50 al día ni siquiera con las propinas. Así que, más que programa de ayuda (como siempre quiere hacerlo parecer el PRD), es una limosna para los meseros.

Por otro lado, teniendo en cuenta la situación por la que pasaron los restaurantes (que ahora ya abrieron sus puertas a todos los clientes pero con muchas restricciones aún), la Secretaría de Hacienda y Crédito Público les dio una buena noticia: les darán "chance" para que paguen poquito a poquito el ISR y el IETU (Impuesto Empresarial de Tasa Única [un nuevo paguito para pagarle todas sus comidas a Carstens]). Lo bonito hubiera sido que eliminaran el 2o impuesto, pero como bien dirían al momento de querer eliminar el impuesto de la tenencia vehícular... "ya está presupuestado.... si nos lo quitan, ¿de dónde vamos a sacar ese dinero?".
En fin, así las cosas después de la contingencia sanitaria. Ustedes, ¿qué opinan, amables lectores?

En sus marcas, listos y... ¡¡¡arrrrrrancaan!!!

Bienvenidos a una nueva entrada aquí en mi blog, amables lectores.

Retornamos al tema de política después de que durante por lo menos 2 semanas estuvimos sin novedad alguna debido a que el tema de la influenza (ahora llamada influenza humana y ya no porcina) acaparó los reflectores y las primeras planas de los periódicos y los noticiarios del país.

En esta ocasión, la entrada viene a colación de un tema que no debemos dejar pasar: las elecciones del próximo 5 de Julio.

Sé que debido a la paranoia que se pudo haber enfrentado en los últimos días, hablar de las elecciones resulta prácticamente fuera de lugar o incluso, hasta inútil. Pero la cuestión está en que estas campañas electorales (por lo menos en estos primeros días de mayo) serán diferentes a las que estamos acostumbrados.

En años anteriores, incluyendo en las elecciones de 2006, los partidos arrancaban su campaña electoral inmediatamente después de que terminaban la precampaña. Con la "reforma" electoral, esto ya no fue así para las campañas de este 2009. Las precampañas iniciaron en Febrero y concluyeron en Marzo. Y apenas este domingo 3 de Mayo se dio el "banderazo" oficial para que iniciaran en tiempo y forma las campañas de los partidos políticos, pero bajo nuevos lineamientos mientras terminamos esta crisis de influenza: los candidatos no podrán realizar mítines políticos masivos y, por lo pronto, no han puesto aún su ya conocidísima basura en las calles (gallardetes, anuncios pegados, etc.).

Ahora, para conocer a los candidatos, en algunos casos, habrá que navegar por el Internet. Los candidatos del PAN en el DF, por ejemplo, han iniciado campañas en la red que van desde tener su blog personal o su página personal hasta estar en los sitios "sociales" como hi5, Facebook, entre otros más. Los del PRD han puesto uno que otro anuncio en los postes, pero no tapizándolos aún, como es su costumbre. El PRI ha optado por poner espectaculares muy discretos en los edificios de pequeña altura, donde no se anuncian sus candidatos, sino sus propuestas. Ya en todos los estados están los candidatos listos para disputar alguna alcaldía, diputación, Gubernatura o Jefatura Delegacional en los próximos comicios.

Lo contradictorio del caso es: el IFE en sus comerciales nos invita a conocer las propuestas de los candidatos. Pero el problema está en que conoceremos más sus caras que lo que nos ofrecen si es que llegasen a ganar el puesto al que aspiran. O habrá que hacer caso a "propuestas" como la que tiene Ana Gabriela Guevara para la Delegación Miguel Hidalgo: "Porque me conoces, vota por mí". O ustedes, amables lectores, ¿qué opinan de esta situación previa a las elecciones?