POR FAVOR, LEER ESTO ANTES DE LEER EL BLOG

Este blog está abierto a cualquier comentario, opinión y demás que quieran expresar.
Sin embargo, ni blogspot.com, ni el autor de este blog serán responsables por deserción de carreras, mítines políticos, entre otras cosas más que pudieran desencadenarse por leer estas entradas.
Por su comprensión, gracias.

miércoles, 24 de agosto de 2011

2011: Aniversarios de la Educación.

Bienvenidos a una nueva entrada en este blog, amables lectores. Ésta tratará acerca de dos instituciones que han marcado el rumbo de la educación pública en nuestro país y que una de ellas, ha lanzado a varios profesionistas de calidad en el ámbito de la técnica. Me refiero a los aniversarios de la Secretaría de Educación Pública y del Instituto Politécnico Nacional, que cumplieron 90 y 75 años respectivamente este 2011.

La Secretaría de Educación Pública.

Un primer antecedente que habría con respecto a la instrucción pública en nuestro país se podría determinar con Gabino Barreda, fundador de la Escuela Nacional Preparatoria, cuando se introdujo a México el modelo positivista de Comte para la educación. Sin embargo, no fue sino hasta el gobierno de Porfirio Díaz cuando se instituyó el Ministerio relacionado a este rubro, bajo el nombre de Ministerio de Instrucción Pública y Bellas Artes, dirigido por el Maestro Justo Sierra Méndez. Bajo su administración, se inauguró la Universidad Nacional, antecedente de la actual UNAM.

Desde ahí hasta 1921, se continuó con el mismo Ministerio, aunque no tenía ya tanta importancia debido al movimiento revolucionario que iniciara en 1910. Fue hasta el gobierno del General Álvaro Obregón que se fundó la actual Secretaría de Educación Pública, con sede en un edificio de la calle de República de Argentina, en el Centro Histórico de la Ciudad de México, justamente en 1921. La labor realizada para la instauración de dicha dependencia, correspondió a José Vasconcelos, quien fungiera como primer titular de la misma.

Durante los años que ha existido la SEP, la educación en México ha sufrido diversos cambios, aunque siempre se ha procurado que sea laica y gratuita. Ha pasado también por gobiernos donde imperó una instrucción con tendencias religiosas y moralistas, en pos de satisfacer la ideología gubernamental. Sin embargo, se ha mantenido como la dependencia reguladora de la educación a nivel básico y superior, y regir, a través de organismos como el CONACULTA y el INBA, la cultura en nuestro país. Un apoyo importante que se le dio a la SEP llegó en el gobierno de Adolfo López Mateos, cuando en 1958 se fundara la Comisión Nacional de los Libros de Texto Gratuitos, mismos que hasta la fecha se siguen repartiendo en todas las escuelas primarias del país y en algunas secundarias oficiales.

La SEP llega a su 90 aniversario prácticamente opacada por un sindicato que parece más un parásito que un apoyo a su labor educativa y envuelta en varias controversias por los planes de estudio que se modifican a merced del color del gobierno. Sin embargo, la creación de Vasconcelos aún sigue rigiendo los destinos de varios jóvenes de México.

El "Poli" (Instituto Politécnico Nacional).

Como lo había comentado en otras entradas, desde hace siglos existía en México una Universidad, misma que se fue transformando y que se "especializó" en áreas humanísticas y científicas, mismas que tuvieron un perfecto desarrollo en varios momentos de la historia de nuestro país.

Sin embargo, no había otra institución que ofreciera alternativas que impulsaran a otro tipo de profesionistas, que sirvieran a la nación en ámbitos tecnológicos e industriales.

Como resultado de la necesidad de satisfacer dicho sector y como respuesta a la población que no atendía la Universidad después de la Revolución, en 1932 se inició un plan de enseñanza técnica, con el Secretario de Educación, Narciso Bassols y los ingenieros Carlos Vallejo y Luis Enrique Erro, como líderes del mismo. Pero no fue sino hasta 1936, cuando el Presidente Lázaro Cárdenas creó el Instituto Politécnico Nacional mediante decreto. Las instalaciones politécnicas tuvieron su primera sede en los terrenos de la ex Hacienda de Santo Tomás, donde estaba también el antiguo Instituto Técnico Industrial (antecedente directo del Poli), inaugurado por Wilfrido Massieu en 1924.

En 1959, bajo el mandato del Presidente Adolfo López Mateos, el Politécnico continuó expandiéndose y fue así que se inauguró la Unidad Profesional Zacatenco. Ese mismo año, la institución realizó las primeras transmisiones de su canal de televisión, el Once. Ambas obras, fueron proyectos impulsados por el entonces Director General de la institución, Alejo Peralta, aunque quien inauguró ambas instalaciones fue Eugenio Méndez Docurro, su sucesor.

El Poli sobrevivió el conflicto estudiantil de 1968 y la matanza de estudiantes de 1971, ésta última suscitada a unas cuantas calles de sus instalaciones del Casco de Santo Tomás. Hoy en día, el Instituto Politécnico Nacional se erige como una de las dos instituciones de educación superior líderes en el país, al igual que lo hace la UNAM.

Ustedes, amables lectores, ¿qué opinan tanto del Poli y la SEP como del sistema educativo mexicano? Agradeceré sus comentarios.

sábado, 13 de agosto de 2011

¿Cómo le va, "chato"? Ahí está el detalle: Cantinflas cumple un centenario.

Bienvenidos a una nueva entrada en este blog, amables lectores. Ahora les vengo a contar acerca de uno de los más grandes cómicos que dio el cine mexicano de la época de oro y que aún continúa vigente, después de 18 años de su muerte. Su nombre: Mario Moreno Reyes, mejor conocido como "Cantinflas".

Nació el 12 de Agosto de 1911, en plena ebullición del país por la Revolución Mexicana y en el mismo año que Don Porfirio Díaz abandonaba México en el transatlántico Ipiranga con destino a Europa, de donde jamás regresó. Mario era originario de la tradicional colonia de Santa María la Ribera, y poco a poco se fue ganando la vida en diversos oficios, uno de ellos, el de boxeador y hasta torero.

Sin embargo, pronto se destacó su cualidad para hacer reír, lo que lo llevó a las carpas más importantes de la capital mexicana entre los años 30. Fue ahí donde creó el personaje que lo inmortalizaría: un muchacho de clase baja, con un sombrero, camisa y pantalón prácticamente rasgados y éste último sujetado apenas por un trapo, sin olvidar el bigote característico.

Aunque filmó su primera película en 1936, se catapultó a la fama cuatro años después, con el largometraje Ahí Está El Detalle. Desde ese entonces, Cantinflas ya no pararía el ascenso de su carrera actoral y su largo viaje por el cine mexicano, donde lo mismo continuaba recreando su
personaje característico como otros más que le dieron fama. Tal es el caso del legendario Patrullero 777.

El éxito obtenido en sus películas en nuestro país, lo impulsó a la fama mundial, y fue así que Columbia Pictures (que en ese entonces no pertenecía a Sony), se encargó de ser la distribuidora oficial de sus filmes, además de que actuó en varias películas producidas por la empresa estadounidense. En los 70, se inició una serie animada dirigida al público infantil, misma que, para la década de los 80, retornaría pero ahora producida por los estudios Hanna-Barbera, los mismos que realizaron las caricaturas de Los Picapiedra, Los Supersónicos y Don Gato y su Pandilla, por mencionar algunas.

En muchas de sus películas, Mario Moreno plasmó a la sociedad mexicana. Y las actuaciones que realizaba, en ocasiones eran críticas hacia la política que imperaba en la nación. Aún así, tuvo un recibimiento enorme por parte del público y de algunas instituciones o profesiones que llegó a recrear en los filmes.

La peculiar forma de hablar del personaje de Cantinflas, llevó a que se institucionalizara un verbo entre la población mexicana: cantinflear, que es un sinónimo de hablar sin decir una idea en concreto. Fue así que la Real Academia de la Lengua lo incluyó en el diccionario, aunado a las palabras cantinflas y cantinfleada. Desde 1992, decirle a alguien que "cantinflea" ya no es extraño en la lengua española.

La fama de Mario Moreno alcanzó niveles tan grandes, que otros actores, igual de famosos, sentían admiración por él; uno de ellos, Charles Chaplin, el mayor actor cómico inglés del siglo XX.

Pero como todo lo bueno siempre acaba, el cáncer de pulmón terminó con la vida de Cantinflas en 1993. Su sepulcro fue uno de los más grandes que se han realizado para homenajear a un personaje de la vida pública mexicana.

A 100 años de su natalicio, Cantinflas sigue siendo recordado por varias generaciones, que crecieron o han sabido de su existencia. Su legado continúa vivo.

O ustedes, amables amigos, ¿qué opinan? Agradeceré sus comentarios.

martes, 9 de agosto de 2011

Entre libertad y drogas. Facundo Cabral y Amy Winehouse.

Bienvenidos a una nueva entrada en mi blog, amables lectores. Les agradezco infinitamente todos los comentarios que me han hecho en todas los escritos que están plasmados aquí en esta página y sobre todo, les exhorto a que me sigan escribiendo y aportando más datos de lo que ustedes sepan. Cualquier información adicional a lo que aquí redacto será bienvenida, puesto que complementará lo que les expongo y así aprendo yo y aprenden los demás que vengan a leer aquí.

En esta ocasión, aunque han pasado ya unas cuantas semanas de estos acontecimientos, les platicaré sobre dos pérdidas que hubo en el mundo musical el pasado mes de Julio de 2011, que, aunque diferentes estilos, fueron decesos que afectaron fuertemente al mundo entero. Me refiero a las muertes de Amy Winehouse y de Facundo Cabral.

Empecemos por el cantautor argentino.

Facundo Cabral nació en 1937 en Buenos Aires, Argentina. En 1970 grabó el tema que lo inmortalizaría "No Soy De Aquí, Ni Soy De Allá". Sin embargo, como sucedía en aquellas épocas, los países sudamericanos pasaban por crisis políticas y dictaduras. Y Argentina no fue la excepción. Fue justamente entre los últimos años de los 70 y principios de los 80 que Cabral se exilió en México, donde fue adquiriendo mayor fama de la que ya tenía y al poco tiempo regresó a su tierra, donde finalmente se consagró como uno de los principales artistas del país. Fue uno de los principales exponentes de la música de protesta y latinoamericana, al lado de cantantes como Alberto Cortéz (con quien realizara la gira Lo Cortéz no quita lo Cabral), Atahualpa Yupanqui, entre otros más.

Además, fue propuesto para el Premio Nobel de la Paz. No lo ganó, pero sí llegó a ser Embajador de la UNESCO y miembro de Amnistía Internacional, además de ser Ciudadano Ilustre de la Ciudad de Buenos Aires.

Ese promotor de la paz a través de la música y los éxitos que logró a lo largo de su carrera, se extinguieron hace un mes justamente, el 9 de Julio, cuando en Guatemala, al salir de un concierto que ofreció, fue asesinado en un supuesto atentado contra el empresario que lo contrató. Latinoamérica entera lloró su muerte, porque se había ido ya un hombre que supo amalgamar ideales de un continente casi entero.

Veamos ahora el caso de Amy Winehouse.

Hace unos años, saltó a la escena musical una chica británica que se despegaba de la típica música pop y que en su lugar, lograría posicionar al jazz y al soul dentro de los géneros musicales que escuchan los jóvenes hoy en día. Su nombre: Amy Winehouse, quien nació en Londres en 1983.

Su primer álbum lo publicó en 2003 (a los 20 años) con el nombre de Frank, y rápidamente logró posicionarse en las listas de popularidad. Su último disco (y segundo de toda su carrera, aunque grabó algunos más no considerados como "oficiales") salió en 2006 y se llamó Back To Black, de donde se desprendió su canción más sonada: Rehab.

Sin embargo, el precio de la fama le pasó rápido la factura a Amy, puesto que desde 2007 se veía sumida en el mundo de la drogadicción y el alcoholismo. Era casi común verla ya en conciertos alcoholizada o drogada y en situaciones muy deplorables. En su última presentación, en Serbia, en Junio de 2011, fue abucheada, puesto que prácticamente ya ni siquiera podía mantenerse en pie por la condición en la que se encontraba.

De forma repentina, la mañana del 23 de Julio de 2011 (hora de México), se corrió la noticia de la muerte de Amy Winehouse en las redes sociales. Pocas horas después, durante el transcurso de ese sábado, se confirmaría el hecho. La "Diva del Soul" había dejado de existir a los 27 años de edad, en un fallecimiento que la policía catalogó como "de causas desconocidas".

Sin duda, el mes de Julio de 2011 será recordado como un mes trágico en el mundo musical. Se fueron dos grandes; uno, de forma repentina y el otro, aunque se esperaba un desenlace así, nadie pensó que sería tan pronto.

Ustedes, amables lectores, ¿qué opinan de ambos? Agradeceré sus comentarios.